LA CATEGORÍA “ENEK”

 

Para mayor inteligencia de la realidad de las nociones míticas de los seres que se van a presentar, conviene tener cuenta con la división de los que pueblan el cosmos actual en que se desenvuelve la vida de los pemón en continua relación con todos ellos. 

    

     En el SEREWARE (ahora) los seres, fuera del hombre, han perdido la "pemonidad” y, aunque todos tiene su vida propia, la más perfecta es la de los animales y la de los hombres.

    

     Los animales son agrupados en dos secciones, diversas por su relación directa con el pemón. Unos son YEKEN; y son los domésticos o domesticados, que de alguna manera colaboran en la vida diaria humana. Los otros son ENEK, que son los seres selváticos, enemigos del hombre, bichos peligrosos, amigos de hacer el mal; si bien algunos se presentan eventualmente como favorecedores del hombre. A este grupo pertenecen no sólo los animales salvajes sino también la mayoría de los catalogados como fantásticos, como Piaimá, Rató, Orodan, Amariwak, Awoinerupue, Kanaimá...

 

     Todos éstos, igual que las frutas de la tierra y bestias del campo tienen una potencia maleficiadora que llaman IMORONEK que actúa automáticamente al ponerse en contacto inmediato con ellos. Para evitar estos efectos maléficos hay que prevenirse con el uso de remedios y prescripciones recibidas por tradición de los antepasados.

    

     Estas prescripciones son más estrictas cuando se trata de padres de niños recién nacidos, que son más accesibles a esos malos efectos. En esos primeros años del niño el padre y la madre han de someterse a una dieta muy pormenorizada en las comidas, bebidas, trabajos, tratos con otros, viajes, etc.  A la falta de esta circunspección atribuyen muchos de los males de carácter, enfermedades, conformación corporal y hasta la mayoría de las muertes infantiles.

    

     De ahí que la vida del pemón, desde su mentalidad atávica, está llena de peligros, inseguridades y zozobras amenazantes al menor descuido.

     El conocimiento de estos mitos es de gran importancia para comprender algo de la muy complicada vida del pemón autóctono, sometido sistemáticamente al influjo peligroso de los seres que le rodean, tal como él los ha concebido tradicionalmente.

    

     Para esa comprensión del pemón tradicional he querido resumir sintéticamente los más relevantes personajes de su mitología sin la cual no es posible tener un concepto claro de su vida y de sus costumbres. Por el hecho naturalmente admitido de haber sido "todos los seres” del "tiempo primordial" verdaderamente "personas”, en su vida siguen teniendo una relevancia, inexplicable para los foráneos. Para tener una idea correcta de la "actualidad" hay que remontarse inevitablemente a las realidades de "aquel tiempo”, único en que se daba la verdad y la bondad, a las que hay que tratar de conducir nuestro mundo del AHORA degenerado.