109. MOTO PUEK AYEKEK ICHI YAU, TAREMUU

 

1 . Ayeketonon, mureton-re, kaunapue-ripue-re moto puek ichi yaktai; moto kanan, muere-re tise, ti-pantakaiton yeichi.

2. Yeichipue kanan se-warante-re; panto,n-pe kanan. Waki ichipue, e-ten puen-re, i-waipu puen-re; serepan weri ichipue. I-chan, ite-potori-ya-re iwaipute-puen-re.

3. Tise, ane ichipue muere; "eneino" it-esek ichipue. Anchikiran echipue, narikton chipue wakiton puek-re tikeimurunsan chipue.

4. Muere-wi, "masa chinek momote pai man-te", taurepue it-akon-da. Tise, "ake, tewe sai-re nichii", i-rui-ya taurepue. Muere tise-wi-te to ichipue.

5. "Masa, michinek puek, weri puek apuetok-pe, yei auron-pue sena", taurepue-ya it-akon-da. To etepue-wi, yei auron-pueti-pue to-da tei-pe kurawa ke; muere-wi awotapue muere tatasukai; muere yei awotapue ante.

6. "Muere warante apue pai man pemon puek, daire man tatok-pe", eneino-da taurepue. Muere-wi weri eporipue to-da. Muere tise, ane muere, tapui puek to ichipue; tapui amue puek to ichipue. Tisé se-warante kusak nonkapue to-da apue-tu-ya-nokon-ba.

 7. Muere daktai, ane-, "u-paruchi" taurepue- eneino-da. "U -paruchí, muere-ne, ane, kusak anunke. Ake, sena.

Tise weri-ya iyaren anun-pueti-pue-ya. uere neke, sena; muere neke, sena...¡Woroi!, weri-ya kusak anumupue.

8. "A-yerlsan poro-wi areke", ta-ya tana, arepe-re non puek aremopue-ya tentaimei. Muere-wi yentaime tana, ante esekanonka tana, eporipue-ya aneda, koroko-da.

9. Koroko taure-da mainek: esoime tesan-pe to man, koroko chirike, i-yaren tanno. Muere daktai taurepue ko- roko-da: "¿E puek av-ichi, manon?""Ake, taurepue weri-ya; eneinokon-da u-muimasak nak-ke ma?"

10. "Manare man, ante man", taurepue koroko-da. Ain, em. .. Ure-mueko, wekpuima-ri1~-ne damanomo, parau yepi-rima-rin-ne damanomo, eske -rima-rinne damanomo eneirumbasak anchikiran-da, muere esekanonka, muere-rinne konekanin yure-ko, akoruambanin ure-ko; muere esekanunka, muere echukupita; ain, muere ewan-kenerumba-da; ain, muere eneirumbasak rlsetisan-da, uren-ne ke i-pakama-puewai-te. Yesekanunka-ten-pe pra ren-ne i-choroka-pue-wai-te, akorowanta nepue-waite."

11. "Ain, em. .. ure-mue-ko Tapuesarak-pia, taure-ya koroko-uya." Tapuesarak-pia, taure tepo, "Titarak-pia", taure-ya kanan mainek-da, parau ponuya.

 

109.  TAREN CONTRA LAS LOMBRICES DE PERSONA ADULTA

 

1. Hay que darse cuenta de que loadultos, los muchachos y las que entraron en la pubertad sufren de lombrices; y también de que las lombriceno son de una sola clase.

2 . Y aquí viene el cuento; existió uárbol así. Era un bello árbol, nada malo tenía, ni tampoco adorno ninguno; era un árbol lo más liso. Ni su madrni su padre le pusieron ningún adorno.

3 . Pero también había allí, quién; allí estaba el "bicho" por antonomasia. Allí estaban los "Anchikirán", los qusiempre envidiaban a los bonitos.

4. Y he aquí que el más pequeño ldijo al hermano mayor: Espérate ahía esta deberíamos ponerle algún adorno". Pero éste le dijo: Que no; déjalque se esté así. Pero no obstante, ellose fueron.

5. El hermano menor volvió a decirEspera ahí, vamos a amarrar este árbol para probar a aquella mujer. Y sfueron y amarraron un árbol fuertemente con fibra de curagua; y he aquque se hinchó el árbol y goteó; y luegse pudrió del todo.

6. y entonces dijeron ellos: Pues deste mismo modo debemos probar coesa india para probar que es verdad. he aquí que encontraron a la mujer.

Pero he aquí, cómo fue, que estabafabricando una casa; estaban techanduna casa. Y entonces ellos dejaron caecomo al descuido unas fibras de moriche para probar.

7. Entonces uno de ellos le dijoHermanita, mi hermanita, aquella cuerda de moriche, aquella cógela. Esa no.

Pero la mujer cogió la que no era. Esno, esa no. . . hasta que por fin la mujer agarró la que sí era.

S. Y diciéndole el envidioso aquel"amárratela por el vientre", la mujese cayó en tierra dando gritos. Y haquí que estando ella gritando, cograndes congojas, la encontró el pájaro “koroko”.

9. Digo que el "korokó"; pero yo sque hay dos clases, uno grande y otrpequeño. Entonces el korokó le dijo¿Qué te pasa, buena moza? Ella dijoPues nada; que los bichos esos me hamaleficiado. ¿No es así?

10. El korokó le dijo: Pues eso ebien poca cosa, eso no es nada. ¡Guaiea, ea.! he aquí que yo, a la buenmoza de los altísimos cerros, a la bellmoza de las playas o labios del río, la bella moza de los arenales que maleficiaron esos bichos y la pusieron a sufrir congojas, yo la arreglo, yo la pongo robusta y sana; ella se acongoja, ellse amarillece, pero ea, que yo l~ robustezco; esos padres de excrementos lhan dañado, pero por mí mismo yo loarrojo lejos. Yo los lanzo lejos parque nunca más se acongoje, yo hagque se robustezca plenamente.

11. ¡Guai, ea, ea. . .! yo, yo que soel "T -apue-sarak antiguo", así dijo ekorokó. Y después de haber dicho estnombre de "T -apue-sarak", dijo el' otroel que vive en el mar: Yo, yo, el "Tita-rak antigtlo".

Pidel Chirikavai de Wonkén

 

NOTAS EXPLICATIVAS

 

1) Preguntando detalles, el narrador me dijo que el árbol aquel, tan liso tan bello, era el que ellos llaman romádek. Arbol, cuya invocación aparece tambiépara los comienzos de la pubertad de las niñas, para que no pierdan la lisurde su piel con barros, etc.

2) El ave, aquí nombrada korokó, es buscadora de lombrices en los arenalesorillas de río, etc. De modo que se repite aquello de que un clavo saca otrclavo. Lo que aflige al hombre, es este caso alimento del ave.