105. MASA DAMA KURETAU WENUNNETOK TAREMURU

 

1 . Pía dama daktai, penatokon daktai kru, pía dama domba etiyamasak masak dama (warupue tarinkon) yenchi yare; españoro dama n-esati "plaga".

2. Dare yatapontesak tise kami taN, iwenuma poken pra ichipue; kurai domba puek, i-chichima puek-re werupue-ri arepue-ya pata yayukapui pona-re. Muere puenise pía emokapue masak yenchi piapai.

3 . Muere puekere tekpuya atapichipue masak yenchi ekuman puek. Tise pía-da, emadok-pe dare enasak-da eurumapue: Aiko nekin amare, a-nopuepe apicha-u-ya dau, warupue tau awenuma neke. -Tekpuya-da yukupue: ¿Nawa-kin nai? Nawa-re tise, u-nopue-pe apichi-ya se.

4. Masak yenchi tekpuya dare e-puete puek to ichipue, muere-wi to etiyamapue. Muere-wi, dare to wenuma pata-pe tek,puya-da taren kupuipue se nawa kaima: Ain, yure sane; masak yenchi yare chi-te, dare ichi yaktai, dare ataponte daktai u-ponaka-ya nek-!te, u-chichima-ya neke-re, aire-ne uke-re iwetumba-da-te.

5. Tesesapuese, taurepue-ya nere: Ain, yure sane muere Dairaraik-pia. Se rekin it-esek kamapue-ya; muere ke rekin taren-pe ekupuipue.

6. Taren-pe ekupuesak ~tise, dare to atapontepue; masak yenchi yare konsera ichipue; sakne mare wenumapue ipan puek; masak yenchi-ya pia chichima-ya-pue.n; airene, masak yenchi iwenumapue t-eseru tau pra-re.

7. Tauron taren, ina taremuru masak dama kuretau ina wenuntok, Kukenan mu-tau, masak patasek dau. Esennawake. Emasensen warante av-etame daktaino-pe.

 

105. TAREN PARA DORMIR EN MEDIO DE LOS MOSQUITOS

1 . En el tiempo de los piá, en aquellos tiempos muy antiguos, uno daquellos piá estaba casado con la hijde los mosquitos nocturnos, que nosotros llamamos "masak" y los españolellaman "plaga".

2 . Pero he aquí que, habiéndose acostado con ella en el mismo chinchorro, no le fue posible dormir en todla noche; porque ella se la pasó probándolo por todas partes y produciéndole gran escozor. Por este motivaquel piá se apartó de la hija de la Gran Plaga.

3. Pero después, un lagartijo o "tekpuyá" empezó a enamorar a la hija dla Gran Plaga. Pero el piá, que habíestado antes con ella, le dijo y le advirtió: ¡Pobrecito de tí, si se te ocurrtomarla por tu mujer tendrás que pasar las noches sin dormir! El tekpuyá ldijo: ¿Así será? Pues, aunque así seayo la voy a tomar por mi mujer.

4. Y, efectivamente, ella correspondió al afecto del lekpuyá y se casaron. Y la primera noche, antes de acostarse, el tekpuyá se hizo tarén diciendo: Haquí que yo voy a estar con la hija de la Gran Plaga; y cuando yo esté coella, cuando yo me acueste con ella, ellno me va a tantear, ella no me va producir escozor; al contrario, por mmismo yo la adormeceré.

5 . Y terminó nombrándose y diciendo así: Ea, ea; aquí yo, aquí yo, qusoy el Dairaraik-piá. Este solo nombrdijo; con solo este nombre hizo starén.

6. Y, efectivamente, después de haberse hecho el tarén, se acostó tranquilamente con la hija de la Gran Plaga; pasaron toda la noche juntos durmiendo profundamente; ella no le produjningún escozor. Ella también se durmió.

7. Y este es nuestro tarén para dormir entre esa plaga de zancudos, qutanto abundan en nuestra tierra del río Kukenán. Apréndelo para cuando tandes de viaje por allá como "emasensén".

Pablo Fierro de Aká