100. WERI AWOTASAK, ENEKTON MURE DAN-PE, TAREMBATOK

 

1 . Pena, pia dama daktai, pemon etepue toron dama puepuese te-nopui yare. Pemon-da tuke pawi yama pokapue, rorowe dama-re, yarenkon toron dama inonkon-re.

2. Te-nopui piau to nonkapue-ya; te-nopui puek taurepue-ya-re: Tare eke, wotoroton erachi-pe eke, masa mue poro amincha mare ewonuma tana. ltiyemu etesak tise, toron dama emasakapue i-nopui puek, i-puek to ekumapue amanon-pe ichinin, muere-wi arepue-to-da.

3. Muere daktai, pemon ponatapue; toron dama eserenka etapue-ya: Wanarik nopue s-are-ya. Pemon enapopue tekatunse te-nopui nonka-tu-ya te-nak. Kore, epori-ya-puen; toron dama epori-ya-puen to nonkapue-tu-ya dau.

4. Chim poro t-enu rate-pueti-pue-ya ti-nopui i-wai; tise i-maimu rekin etapue-ya. I-maimu yupuenin etapue-ya ¿au? kaima. Tise it-etaku wine, in-chorokapue t-etakuta-pueti yaktai, ete daktai, eremapue-ya rekin. Muere-te imaimuta-pueti-pue yamuna tepose; muere tepai i-maimu esetapuen. ltema-pue tau pemon etepue; muere-wi toron dama arineton patasek eporipue-ya.

5 . Pemon epokoimapue ti-nopui patapue po, e tukai epori-ya poken pra. Muere puek tise, kurun nosamo-i-yak yepuipue ekamapo sena: ¿E tukai-kin au-chi, aita?- Pemon-da yukupue: Epokoima puek se poro etame-dai, u-nopue aresak ra-da moran dak, adaupapue toda, atente-re nak-ne aresak ra-da.

 6. Kurun nosamo-da taurepue: Chipuyai-re; chinte to yewik tau man, s-eremai are to-da daktai. Masa eke, apuikateina. U-pon poyipue ke arepa-da se to pia-kare au-te pa. Tureta nakas.-a po chima, to yewik tak tutei pra, meserenkai se-warante: Achike a-sere tope-da. Yepaka-ma, a-dak iyepui-ma, a-m po are-u-ya-ma, i-napoka-u-ya-ma.

7 . Muere-wi pemon epontepue kurun nosamo pon poyipue dak. Eponteima taurepue-ya: Kurun nosamo pon dak eponte-te, u-nopui epori-ya-te; pitwi yama-da n-amamapue, rorowe dama-da -re, iyarenkon toro n dama-da n-amamapue, epori-ya-te; eje-te kurun nosamo pon poyipue dau chima.

8. Taure-tuka-pue-ya kanan: Ain, yure sane muere u-ke-rima ke enepui-yate, u-m po are-da-te. Nawa taure topeya kurun nosamo-da pemon erupapue pawi yama yewik tak i-te pata-pe. Pemon etepue chia; kurun nosamo-da t-eurumapue dawere ichipue. Muerewi te-nopui arepue-ya pawi yama-da i-putu pra tise.

9. Tise toron dama-da i-rumetesak arepe-re, pemon-da putupue; amanonpe ichinin tutkare -ipuek to wenkarunsak. Muere-wi pemon-da taurepue, taren tekuse: Weri amanon, Wanarik nopue awotanisak toron dama-da (Pawi, rorowe, iyarenkon toron dama-re) i-moka-da-te, i-paru akunanepui-ya-te. Y ure sane-te Wanarik-pia.

10. Muere daktai yei poro, yeiton katarenton poro, enutepue-ya chinak poro. Tukare yei poro t-eku ke mayi i-mu warante; tukare chinak t-eku ke mayi weri amunankapue-ya. Weri a muna are-pueti-pue-ya ewanakaire tenai.

11. Weri amamasak enekton damada, mayikok dama-da, chin poro adaupasak dau, aresak to-da dau ti-mutakan pa, taren sere. Muere daktai weri enekton mure dan-pe ichi neke.

 

100. TAREN PARA LA MUJER EMBARAZADA POR SERES MALIGNO

1 . En aquel antiguo tiempo de lopiá un indio se fue a flechar pájaroen compañía de su mujer. El indio flechó muchos paujíes, loros y otros pájaros grandes.

2 . Y dejó un gran montón de elloa su mujer y le dijo: Quédate aquí cuidándolos mientras yo vuelvo a cazamás por aquí cerca. Pero, habiéndosalejado su marido, los pájaros se levantaron, se enamoraron de la mujerque era muy buena moza, y se la llevaron.

3. En esto, el indio oyó que unopájaros decían cantando: Wanarík nopué s-are-yá: Me llevo a la mujer dWanarík. El indio regresó corriendo donde había dejado a su mujer; perno encontró ni a ella ni a los pájaroen el sitio.

4. Mirando por todas partes y llamando a su mujer, oyó que le contestaba. Era la saliva de ella; donde ellhabía escupido, allí salía su voz hastque se secaba. Después no se oyó másu voz. Pero siguiendo el rumbo, el indio llegó a un lugar donde había cantidad de pájaros de todas clases.

5 . El indio estaba muy acongojado por la ausencia de su mujer, sin saber cómo encontrarla. Y estando en estollegó una vieja zamura y le preguntó¿Qué te está pasando, hermano? El indio le contestó: Por aquí ando yo acongojado, que me han llevado mi mujer; me la han extraviado y no sé dóndla tendrán.

6. La vieja zamura le contestó: Síellos la tienen allá en su casa; yo vi cuando la llevaban. Pero mira, yo te vaya ayudar. Yo te daré mi viejo ve~tido y tú llegarás hasta allá; y desdel círculo de la montaña, sin llegarta la casa, cantarás diciendo: Ven acpara verte. Y ella saldrá y se acercaráy tú la cargarás sobre tus hombros así la recobrarás.

7. El indio se vistió con el vestido dla vieja zamura. Y al ponérselo, dijoYo me visto con el vestido de la viejzamura; yo encuentro a mi mujer; a lque me robaron los paujíes, los loros los otros pájaros, yo la encuentro; yvoy allá, vestido con el vestido de lvieja zamura.

8. y continuó diciendo: Yo, yo pomí mismo la traigo, la cargo sobre mihombros. Todo esto le enseñó la viejzamura que dijese antes de ir a la casde los paujíes y los otros pájaros. Y eindio fue allá; y todo fue como le habídicho la vieja zamura. Y cargó con smujer sin que los paujíes se dieracuenta.

9. Pero él se dio inmediatamentcuenta de que los pájaros aquellos la tenían embarazada; todos habían jugadcon ella, que la veían tan buena moza.

y entonces dijo él también como tarénA la buena moza, la mujer de Wanarík, a la que embarazaron los pájaroslos paujíes, los loros, los otros seremalignos, yo le quito su embarazo, ellno tendrá más su hijo, yo le quito ssemilla, yo le seco su jugo. Yo, ciertamente yo, que soy Wanarik.

10. y la fue trayendo de árbol eárbol; y de los altos árboles la bajpor los bejucos. Todos los árboles, qutienen jugo como leche o como almidón; todos los bejucos, que tienen e.

mismo jugó. Y la mujer se fue secandhasta quedarse otra vez esbelta.

11. Este es el tarén para cuando unmujer es robada por seres malignosque la ponen alocada y se la llevan poallá para tener hijos en ella. Con esttarén se secará y no tendrá hijo de seres malignos.

María Concepción de Kamarata

NOTAS EXPLICATIVAS

 

1 ) Es una buena representación de lo que los indios creen sobre la posible preñez de las mujeres en ciertos casos, en que son arrebatadas y llevadas lejos por seres malignos. Y dentro de la creencia popular, muy común en muchos pueblos y que hasta se lee en el libro del Santo Job: que, durante el primer tiempo, el embarazo es como la leche sin cuajar.

2) Esta leyenda también aparece en el 29 vol. del libro antes dicho. Con otros episodios muy interesantes.