94. AURONIPUE TAREMBATOK WARUPUE DARINKON EREMA NAMAI

 

1 . Pena kru, pia-pe to ichi yaktai, piroroi ichipue ina penatokon petoipe, tise sereware yenasak toron-pe.

Muere daktai-wi piroroi yenchi kowampuetok ichipue amariwak kuretau, orodan-re kuretau, kamonisan kuretare. Aware-pe tesan yekatonisan, yarenkan-re warupuetarinkon patasek po pio roroi-pon kowampuetok.

2. Muere puenise, t-ewik tapai warupue tau epaka pai pra ichipue, epaka-pai chima-re. Muere-wi apok-da eporipue, i-puek taurepue-ya-re: ¿E nawa ichinin a-yewik tapai warupue tau av-epaka neke?- Piroroi-ya yukupue: Epaka-pai edai teuren, tise tuke mue poro tekumasan, kadavachi-pe ematenkon chi yenin, epaka neke. Uyekumanka-te puek, t-awachiri-kon-pe u-kupui-te puek amanon-pe ichinin, epaka poken pra ichi. 3. Apok-da yukupue: Aiki-pe to mano Taure tepo, manata wini-kei etepue, tukare to embepue-ya-re; i-puekere piroroi etepue. Apok-da to embepue. Piroroi puikate pa, apok esesa-pueti-pue nawa teserenkai: Piroroi damanomo are-uya-te, warupue tawere are-uya-te, i-wini-kei yekumasakon yetok-ten-pe pra; orodan dama, kamonisan, wuarupue yakiton n-apue-ten-pe pra-te, nikadawachipaten-pe pra.

 4. I-ketei-pe apok-da taurepue: Yarewi piroroi damanomo ete-re warunawere; t-emenu are-ya; pirwoi, ti-pai pueken, are-ya; ti-rayi, kuai monta areya; tu-wapu-pe, wopa, are-ya; tu-warama emenutesak are-ya; pure-wi, t-en. na won are-ya; apok-ren it-ennau areya. Ure sane muere Werok-werokpía, Pakararima-pia, Aiparakarima-pia. Muere rekin.

5. Sena taren ke, auron-pe werisan ichi yau to purayi, to yemenu, to yenna-won, warupue tau epaka-pai to echi yau, tarembatok.

 

 

94. TAREN PARA LA MUJER PUBER CONTRA LOS SERES NOCTURNOS

1. Uno de nuestros piá en aquelloantiguos tiempos fue el que ahora eel pájaro, que lleva por nombre "piroroi". Ella vivía en una región invadidpor "amariwuak", "orodán", "kamonisán" o almas de algunos difuntos perversos y otros seres nocturnos.

2 . Por este motivo ella nunca se atrevía a salir por la noche de su casa, pomás necesidad que tuviese. Pero la encontró el Fuego y le dijo: -¿Por qutú no sales nunca de noche de tu casa?

Piroroi le contestó: -Yo bien quisiersalir, pero andan por ahí esos enamoradores, que la ponen a una loca y quse han empeñado en tenerme a mí posu novia y que porque soy bonita.

3. El Fuego entonces le contestó-Pero si esos no son nadie. Y, diciendo esto, se fue hacia la puerta y loahuyentó a todos ellos; y entonces aquella Piroroi la fue siguiendo. Antel fuego, todos huyeron espantados. dijo el Fuego nombrándose como tarépara ayudar a la Piroroi: -Esta niñla llevo yo, yo la conduzco dentro dlas tinieblas más espesas, a lo má5 hondo de la noche; pero no se acercarán ella para enamorarla esos orodán, esokamonisán, esos habitantes de la noche; no la tocarán ni la enloquecerán.

4. Añadió el Fuego nombrándose-Ahí va esta niña por medio de lnoche más oscura levando sus pinturasllevando su halo de "pirwoi", llevandsus sandalias de moriche, llevando s"wopá" de tapade~a, llevando su pequeño cetro pintado, llevando su tea ela mano. Y yo, yo, que soy el Werokwerok, el Pakararimá, el Aiparakarimá.

y no dijo más.

5. Con este tarén se preparan las sandalias y las pinturas y la tea de la niñpúber para cuando haya de salir dnoche.

Carmen María Y umira de Kamarata

NOTAS EXPLICATIVAS

 

1 ) Cuando las niñas llegan a la pubertad tienen toda una serie de resguardosque muy malamente y equivocando los conceptos, llamaríamos "blanqueo". Muotros son los motivos de estos resguardos. Algo, que no es del caso alargar estaexplicaciones, puede barruntarse en este tarén.

2) Para las mismas niñas y para evitar que enflaquezcan, para que no se llenede granulaciones, para que no las posean los seres nocturnos, para que no semperecen, etc., tienen toda una serie de tarén.

3 ) Hay tarén para todas y cada una de las cosas, que ha de usar la niña púber.

Principalmente: su chinchorro o simple estrado de manacas rajadas, su halo hechcon el bejuco "pirwoi", su "wopá" o tapadera pequeña del tamaño de un abanicosu pequeño cetro o palito pintado de rojo y negro, sus pinturas, sus sandaliahechas con la penca del moriche y el látigo o zurriago con que la vapuelean haciendo como que la desprecian.