81 . MUEN ETE DAKTAl, TAREMBATOK

 

1. lnare eseuruma pai man taren puek, i-pantoni puek-re. Masa man, tuke tekamasen esennawantok. T-ipai yaki ke ichi yau, yesenupa ekama-da tana. U-yekamaponin ichi yau, u-nputu wapute-daneke; yaren yaktai yesepori se-kamadayi ke esePikten tope, epuikatentok-pe. I-putu pra-re, enekpe enapuene mano Muere yenin tukare ekama-da: i-Tesek, i-pantoni, taren etiyatetok ropoire.

2. Taremuru sere panton ekamada emadok-pe. Mue poro yei man, ina nesati wina-yek, kipan it-euku. Penatokan daktai, wina-yek pia chipue ureto warante, pemon-pe. Mo ikowan-pueti tana, manato n-da eporipue; eporipue ichanan ikeimuruyenton, Makunaima, Anchikiran dama tukai ina n-esatiton.

3. EParere, waki epori-tu-ya-kon-pere, tekeimurunsan. Muere warante, wina-yek ereme-tu-ya-nokon-pe, waki-pe kruichinin t-ombaton yentaino. Muere daktai esentak taurepue to-da: ~.E ku-pai nai mesere puek?-Chike-da taurepue;. Aire, ake-pai ichi sere. Muerewi i-kete-pueyi-pue to-da, ake-puetipue' to-da-re, i-yapai-re to etepue se warante. W ina-yek yeuku, i-mueni-pe tejen, epakapue tewipanse pra.

4; Mueni-to ete piatetok muere yeuna dai, tewipanse pra. Muen puek eten taure mayi, esenarimandok kru.

5. Muere warantewina-yek tise, chukupire enan puek, erine poken te-naire, Werunapue-da eporipue. i-petoi-pe  Eske-da eporipue nere. Muere daktai, pemon-pe teseurumai, ekamapo-puetipue to-da: ¿E tukai-kin au-chi muere?Ake,. manaton-da u-manatanisak man chi sere enek-pe muresan eparan-pe yeten-pe eriki puek kowama sere.

6. Eske-da taurepue: ¿Nawa ka auchi-ri? Manare kru man, ante-re mano Masa, muerete eke yure ete tana. Muere-wi Eske etepue taren-pe esesapuese.

Chinte chima, eserenkapue: W ina-yekima poro poro eje-te,. eninokon netuarimapue pona ena-te,. i-mueni yemari aketi-ya-te, amunanka-da-te.

7. Werunapue-da muere warante eserenkapue: Y ure nere sa-te amunankada-te,. mesere esewankonoman puek nainek muen puek muen eje puek joro pona ena-te, amunanka-da-te.

8. Wina-yekima pona to ena tana senawa to esesapueti-pue: Ain, yure sane, Sakapanima-pia, Pururu-pia,. nawa esesatipue eske kenan-da. Ain, yure nere sa-te, yure nere-ko Werunarima-pia, Amunan-pia. Nawa esesatipue werunapue. Aretikandok-pe, taurepue to-da: Toronkon-pia.

 

81. TAREN PARA CUANDO SE NOS V A Y A LA SANGRE

1. Vamos a hablar otra vez más dcuentos y de tarén. Todavía estamos eesto porque hay mucho que contar que aprender. El que tenga buena sesera, lo aprenderá, mientras yo lo vodiciendo. Habiendo quien me pregunte, yo no escondo .lo que sé; porque llega un día en que esto que ahora digo servirá para ayudarnos. Cae.remos enfermos sin saber cómo. Y poesto yo diré todo: sus nombres y locuentos de donde arrancan los tarén.

2 . El cuento de este tarén fue así. Por ahí hay un árbol, que nosotrollamamos "winá-yek", que destila mucha goma. En aquellos antiguos tiempos'de los piá el winá-yek era comuno de nosotros ahora. Y estando éviviendo tranquilamente, acertaron pasar por allí los malignos aquelloy envidiosos de todo, que llamamoMakunaimáy Anchikirán.

3. Siempre que ellos se topaban coalgo bonito, ahí mismo caían en lenvidia. Y, al ver al winá-yek, que sdestaca entre los demás, también. Y se dijeron el uno al otro: “¿Qué le vamos a hacer a éste? Y dijo el más pequeño, el Chiké: vamos a darle unabuenas cortadas. Y lo acribillaron cortadas y se fueron. Y al winá-yek le empezó a correr la sangre, lo ~e es sangre, sin detenerse.

4. Esto fue el comienzo y el ejemplde cuando a nosotros nos corre la sangre de la nariz sin poder detenerla. Decimos que nos vamos en sangre, ques cosa muy angustiosa.

5 . Y estando así el winá-yek, poniéndose amarilloso y a punto de morir, lo encontraron la Ceniza y la Arenao Y como entonces hablaban, le preguntaron: -¿Qué te pasa? Y el wináyek respondió: -Nada; que aquí estoy dañado por los maleficiadores, comenzando un mal que se transmitirde generación en generación; ya estomedio muerto.

6. Y dijo entonces la Arena: -¿Ases la cosa? Pues yo te aseguro que esno es nada para mí. Espera ahí para que veas. Y la Arena se fue para nombrarse y hacer el tarén. Y estando alládijo: -Yo voy a ir sobre ese wináyek, que maleficiaron los malignos; yvoy a caer sobre él; yo le cortaré ecamino a su sangre; yo lo secaré.

7. Y la Ceniza dijo de la misma manera: -Yo, yo también lo voy a secar; él está angustiándose por la sangrque se le va, pero yo, yo voy a caer sobre él y lo pondré enjuto.

S. Y cayendo encima del winá-yese nombraron diciendo: -Aquí yoaquí yo que soy el Sakapanimá-piá, ePururú-piá. Así dijo la Arena fina: Aquí yo, aquí yo que soy Werunarimá-piá, el Amún-piá. Así dijo la Ceniza. Y, para terminar, el Toronkónpiá.

Lucas Ortega de Chirikayén

NOTAS EXPLICATIVAS

1 ) Sin duda ninguna que todos sabemos cómo la ceniza y la arena son grandeIabsorbentes y secantes. Y todos sabemos, igualmente, cuán angustiosa es unhemorragia, que no acertamos a cortar.

2) En un comentario posterior el narrador me dijo que este árbol se llamabwina-yek porque se parecía a la boa de agua (wi), que se estira y se encoge.