64. TAREN, T-AKENESAK DAKTAINO ESETAREMBANDOK

 

1 . Yaren taren kama-da, takenesak daktaino, priwoi-yek (hinak-pe tesen) esapuenin.

2, Waka ke danoman-to-pe t-akenesak daktai, chinak, priwoi t-esek, esapueti, tanoman-pe-re t-ekasen, i-kara akesak to-da daktai, 3. Pemon dama "etuandok" sere, taren pra tu-chi-kon daktai. "Tuandok" taure ina-da ina tamoton n-eporipue, Epik-pe to ne-kupuipue, taren-pe t-esapuese pra-re to esepikte-pueti-pue iyaren yaktai, dairen-pe.

4, Penatosan eseru muere; eseru-tope nere ichi sere tepose, Sereware taren s-ekamaina Sampai vinan; mure-pe yure ichi tana in-ekamapue, tise anunsak-da u-pai yak, esenumenkatok dak, 5, Sampai-ya taure-pueti-pue ina puek: ¡ke-ke! kataketeu; taren putu-ya pra medatei t-akenesak taremuru, Taure puek ikowam-pueti-pue, tise ina-da yuku-puen, Muere-wi daktai pra-re Abilio t-aketipue, muere daktai Sampai-ya taurepue: Muere-wi taure-d~ netayi; a-danoman-pe taren tekuse, esepikteke: Tanno-pe yenaikapue ina puek, te-maimu kaichare ina esak warante pra, Taure tepo ikanakapue, muere-wi taren kupui puek atapichipue,  6. y ure sane muete, yatakesak kaporerima ke, yure-pe i-karatanepui-ya-te, i-kapui-ya-te u-kara-rima ke, enka-da-te noninonima pana-re u-yetaku-rima ke, u-yeku-rima ke apichi-ya-te. Y ure sane muete Priwayima-pachi-pia; yure nere sane muete Priwoyikima-te. Saknan rekin t-esek.

7. Dairen-pe chinak, to n-aketipue, tanoman-pe-re yesepiktepue, t-eku-rima ke-re yatapichipue. Muere yenin, tarenpe tu-chi ponan-pe, esepikten-tok-pe nere ichi. Takese i-wiwima i-punipue donan, muere ke arepere t-akpnesak tepiktesen.

8. Ure-pe-re u-yekare ekinate-da sete. To eresak-da man eparere iyarenkonda, pena eneinokon chipue warante, yei-re aketi to-da te-kasuparari-kon ke.

Muna dama warainoton pon nere akituka to-da. Muere daktai karukarume akumenkasak-da man arepere t-ewikkan amuenan, tu-muku-kon anunnan.

9. Muere venai penatokon tepai sere pana-re karukarume tesapuesan t-akenesak taremuru-pe. Pena daktai, Anchikiran dama-da to yewik aranka toda daktai, taren-pe to ekupuipue. Penatokon-da taurepue.

10. Nawa-re karukarume esesa-pueti-pue.. Y ure sane-te eneinokon-da tapui arankasak kaporerima ke; yure sane-ye muresan etuarima pia-pe ichi  che-te,. u-ke-rima ke-re u-yewik koneka-uya-te, u-yetaku-rima ke amue-tukada-te, u-yemu-rima ke kitama-da-te.

11 . T-enonka-kon pa to esesatipue: y ure sane muere Tipai-kutun-pia,. yure nere-ko Karukaru-rima-pia. Emadok-pe yesesatipue muere, rikutun i-pai.

 

64. OTRO TAREN MAS CONTRA LAS CORTADAS

1 . Voy a dictar ahora otro tarén mácontra las cortadas, en que se nombrel "priwoi-yek", que es una clase dbejuco.

2 . Es éste un tarén para cuando upmismo se corta con el hacha; y se nombra esa planta, que por sí misma srecompone sus raíces y sus nerviocuando alguien la corta.

3. Ahora yo digo que esto es parnoSOtros los indios lo que llamamo"tuandok". Es nuestra ayuda, lo quinventaron los antiguos abuelos. Dverdad esto no puede llamarse "epik"traduciéndolo por medicina; pero sí enuestro "epik" si lo traducimos com"remedio"; porque con estos remedioo tarén se remediaron ellos y nos remediamos nosotros y además, con verdad.

4. Esa fue la costumbre de ellos es nuestra costumbre hasta nuestros días. y ahora voy a dictar un tarénque proviene del viejo indio Sampai; él lo contó siendo yo todavía muy muchacho, pero yo lo recogí en mi cabeza, en mi memoria.

5 . Sampai siempre nos estaba diciendo: -¡Cuidado no os cortéis; mucho cuidado no os vayáis a cortar, quno sabéis ningún tarén contra eso! Ese la pasaba diciéndonos eso; pero nosotros no le hacíamos mucho caso. he aquí que cierto día Abilio se diuna cortada regular. Y entonces Sampai le dijo: -Eso era lo que os decía; a ver cómo te haces por ti mismo ahora el tarén. Grandemente se enojó conosotros por no haberle hecho caso; pero luego se calmó y comenzó starén.

6. Dijo él entonces: -Yo, ciertamente yo, a quien han cortado con sgrandísimo hierro, yo por mí mismme vuelvo a enraizar, me vuelvo a tejer; con mis grandísimas raíces, qualargo hasta la gran tierra, con mgrandísima saliva o jugo me vuelvo ensamblar, me vuelvo a pegar, Yocierta~ente yo, yo mismo que soy ePriwoyimá-pachí-Piá; yo, yo, el Priwoyekimá-te. Estos solos dos nombres.

7. Y así fue de verdad que ese bejuco, cortado, se curó a sí mismo; cosu jugo se volvió a pegar. Por eso, además de tarén este bejuco es una gramedicina; aplicando a las cortaduralas raspaduras de la parte interior dla corteza, se curan mucho más rápidamente las cortadas.

8. Pero quiero añadir aquí otra cosa. Yo he visto repetidas veces qualgunos, igual que hicieron los antiguos maleficiadores, tienen el mal gusto de cortar y despedazar a machetazolos hormigueros o casas de las hormigas. y he observado que algunas dellas, como las que llamamos "karukarumé", rápidamente vuelven a fabricasus casas o nidos.

9. De aquí proviene que desde loantiguos tiempos hasta ahora tambiéestas hormigas se nombren como tarépara las cortaduras, Dicen que en aquellos antiguos tiempos ellas se destinaron a sí mismas como tarén cuandlos Anchikirán se entretuvieron edesbaratar sus casas

10. Dijeron entonces las karukarumé: -Yo, ciertamente yo, a quien loenvidiosos y maleficiadores desbarataron la casa con sus terribles hierros; yo, a quien pusieron por cabeza y comienzo de los que sufrirán de estomismos males; yo por mí misma reconstruyo mi hermosísima casa; yo lvuelvo a fabricar con mi especialísimsaliva, con los filamentos especiales dmi grandísima saliva, con la grandísima fuerza de mis bolsas seminales.

11 . Y dijeron para terminar, nombrándose: -Yo, ciertamente yo, qusoy Ti-pai-kutún-piá; yo, yo, aquel Karukarurimá-Piá, El primero de estonombres significa "El de la cabeza negra"Rubén Arfe de Kukenán

 

NOTAS EXPLICATIVAS

 

1 ) Es muy de notar la advertencia que el narrador nos hace en el Nº 3, respecta la tradtlcción del "tuandok" ,y al concepto que debemos formamos de lo que ey representa un "tarén" para estos indios.

2 ) La idea, ya otras veces anotada, .de que una misma planta es nombrada com"tarén" y a la vez de ella se saca un remedio vegetal, aparece también aquí muclaramente en el Nº 7.