52. MURE PON-PUE EPAKATOK-PE, TAREMURU

 

 1 . Mure esembosak tíse, í-pon-pue ena pra íchí yau, yaktaíno sere, ína taremuru.

2, Tokoro-yek, ne-parantepue eneí.

nokon-da, werísan deparan pía-pe íchípue, Iyaren yaktaí tauretok pía-pe: Mure esembosak teuren, tíse í-pon-pue enasak pra man, Kurenan enek muere, werísan eríníkanín.

3. Tokoro-yek eparere tadare sorokanín non pana,. t-empu arota-nepuí-ya kaíchare, í-pon-pue choroka-ya, 4. Anchíkíran dama-da eremapue, tokoro-yek eseru muere,. muere venaí í-muímapue to-da te-taremuru-kon ke,.

enek etíatetok-ten kupuípue to-da, mure pon-pue epaka pra íchí pía-pe te-san yewan dapaí. Tokoro-yek pupaí aurompuetí-pue to-da araikaívek ke, dare esoroka namaí non pana. -Enekpe werí etok eremake-wí.

5, Tíse-re yeí mayí wakí yesekanunka tana eporípue to-da. ¿Aneyan-da eporípue-? Katau tetamesen-da, katau ít-emarí tejen-da, asetun-da eporipue.

Posak-ya tíse, ekamapopue-ya: ¿E tukaí-kín au-chí-ma,. e puek-kín au-chíma?- Tokoro-yek-ya yukupue: Ake-re,.

tare íchí sere, Makunaíma dama-da u- c tuarímasak man,. epokoiman puek :s'Chí 1: sere, u-mukuton pon-pue katau atapípuetí yenín, choroka-da yentaí.

 6. Asetun-ya yei puek. taurepue-ya: Manare nai-te. -Yei-ya taure-tukapue: Nawa ichi yau, arepere u-puikateke eriki namai. Asetun-ya taurepue: A-puikate-da se; u-nimueke manare, woi pare eje tana; arepere enapo se tukare koneka sena. Muere-wi asetun etepue chinte chima esapuese, chinte pai merunte-pe tu-yepui-pa.

7. Asetun eserenkapue tu-yepui yaktai se nawa: Ain, yure sane; Anchikitan n-eneirumbapue, tokoro-yek damanomo Manapue dama ne-tuarimapue muresan etuarima pia"pe tu-rume-kon pon:.pue epaka pra ichi puek; amanon chukupire emasak, ewankonomasak epikte-da-te, i-won-pe nayi embaka-date, amincha i-choroka-da-te.

8. Asetun-ya laten eyunkapue se nawa kaima: Y ure sane muele, muresan n-esa-pue-ten-pe t-epik-kon-pe. Amanon ePikte-da-te u-ke-rima ke, uyarewik ke-re, u-yekurima ke-re; arai kaivek chinatepuesak, date atapipuesak soroka-da-te, choroka-da-te non pona, amincha choroka-da-te.

9. Tesesapuese kanan taurepue-ya: Ain, yure sane Senerima-pia; ure nere-ko Seke-seke-rima-pia; yure sane-te Toronkon-pia. I-ponan-pe-re taure-tuka-pue-ya: Y ure sane-te Kompuerimapia; yure fa-te Prurupia.

10. Werisan puikatetok sere; tu-rume-kon embopue-ya tepai, tu-rume pon-pue pakama tope-ya. Sena ke ayeketonon-da tesembosan puikate-puetipue; i-pan to n-apurepue muere.

 

52. TAREN PARA QUE CAIGA EL MANTILLO DEL NIÑO

 

1. Este tarén es también para esopara decirlo cuando nace el niño, perno cae su mantillo, sus telas o su vestido.

2 . El comienzo de este mal, cuanddecimos nació el niño, pero no salieron sus vestidos o telas", fue lo qule hicieron al árbol, que llamamos tokoró. Un mal tan fuerte, que puedmatar a la mujer.

3 . El tokoró es precisamente un árbol que continuamente está echandnuevos retoños; y las hojas, que envuelven el retoño, siempre están cayendo al suelo.

4. Pero sucedió que lo observarolos Anchikirán y con sus tarén maléficos y para que con;1enzara ese madel mantillo de los niños, que se pegal vientre de sus madres y no sale, ltejieron todo alrededor de la copa detokoró como una red de telarañas de lianas para que las envolturas dsus cogollos se quedaran pegadas poallá y no cayeran a tierra. ¿Quién nve ahí el comienzo de ese mal de lamujeres?

5 . Pero a este bello árbol lo encontraron también cuando estaba con aquellas molestias. ¿Quién lo" encontró? Eque anda por allá arriba, el que poallá arriba tiene su camino: el viento.

Sí, el viento lo encontró y le dijo-¿Qué te está pasando; qué tienes?

El árbol le respondió: Nada; aquí estoy yo, a quien los Makunaimá hamaleficiado; aquí estoy yo acongojada porque allá arriba se me están quedando pegadas las telas o los envoltorios de mis hijos.

6. El viento le dijo al árbpl: -Pueeso es bien poca cosa. El árbol le volvió a decir: -Pues si así es, ayúdamrápidamente, que estoy que me muero.

El viento le dijo: -Pues sí te voy ayudar, ahora mismo, espera un poquito, yo me voy y vuelvo para arreglar todo esto. Y el viento se fue parnombrarse y venir con toda su fuerza.

7 . Y éste fue el cantar del vientcuando estaba viniendo: -Ea, ea; esa, a quien los Anchikirán maleficiaron, buena moza, bella hija del "tokoro-yek"; a ésta, a quien los Makunaimá, los Manapué la dañaron y lseñalaron y la escpgieron para qufuera el comienzo de cuando el mantillo se pegara al vientre de las madrey no saldrá inmediatamente despuédel niño y con eso harán palidecer las mujeres y las harán acongojarse; ésta yo la curaré, yo echaré fuera esoenvoltorios, yo los lanzaré lejos.

8. y añadió el viento: -Yo, yo soaquél a quien los venideros nombrarán para su tarén o remedio. A estbuena moza yo la curo; la curo pomí mismo, con mi aliento y con miaguas; ese revoltijo de telarañas y bejucos y hojas yo lo desbarato, yo ltiro contra el suelo, yo lo arrojo lejos.

9. Y dijo para terminar, nombrándose: -Yo, yo ciertamente que soel Senerimá-piá; yo el Seke-sekerimápiá; yo, yo, el Toronkón-Piá. Y aúañadió: Yo, yo, el Kompueririmá-piá; yo, yo, el Prurú-piá.

10. Este es el tarén para ayudar a lmujer, después que dio a luz su niñopara que arroje también su mantillo.

De este tarén se sirvieron nuestros antepasados para ayudar a las parturientas.

Rubén Arfe de Kukenán.

NOTAS EXPLICATIVAS

 

1) Aquí debo añadir, en primer lugar, lo que a continuación de este tarén mdijo el mismo narrador: Que antiguamente no había entre los indios de esta regiómás que un solo tarén. Y como que no les daba mucho resultado. Pero los tarécomenzaron a venir de la región de los makuchíes (región fronteriza del Brasil).

-Pero en tiempos aún más antiguos el piache Sampai solía decir que aquí residían los tarén para beneficiar y para maleficiar, tarén de todas clases y de todopara todas las ocurrencias. Los tarén llegaron a estos lugares y se declararon a ltierra de aquí. Pero la tierra de aquí les dijo: "No os quiero".

-De aquí resultó que los tarén, convertidos en "gran culebra" se fueron hacilas regiones del Brasil y de Kamarata. Esto decía Sampai y él señalaba por dondse fueron los tarén. La que nosotros llamamos "Ekeyimá-waipayi-pué" (la lagunde la gran serpiente) decía él que era uno de los lugares donde los tarén habíaacampado en su viaje.

-Aquí sólo quedó un pedacito, que nosotros llamamos "Mui-piapué".

-Después los tarén han ido regresando poco a poco de ambos lados; y por eslas palabras de los tarén son distintas de nuestro lenguaje ordinario.

2) La verdad es que la palabra "mui" tiene dos sentidos muy distintos: tanto puede significar "maleficio" como "tierra muy fértil". Y uno no sabe a qué cartquedarse sobre la explicación, que dan al nombre de ese gran peñasco, que estsituado al Nordeste de la misión de Santa Elena, cerca de Marakmotá, y que llama"Mui-piapué".

3 ) Los nombres con que aquí se autodenomina el viento, son palabras más menos onomatopéyicas del viento en sus diversas intensidades y del viento eremolinos.