78. PEMON ERIWO DATEN PANTONI  

 

1. Pena daktai mure ichipue, tesan kenak, te-potori kenak, it-enaruton kenak-re.

2. ¡Wesere-wi epiktepue to-da, esepikumapue tatok, iwonek-pe ye tope wonun sena morok-ma sena ete daktai. Ayu ke epiktepue to-da, kunawa ke-re epikte-tuka-pue to-da.

3. Muere daktai "mo eke" taure-pue to-da. Mo-re ichipue te-kari-mi tau, surai-pe. Nawa entakapue-ya teukin wei neke; tise yeseetaka-pue. Tetamesen-pe ichípue, muere nawa ichinin yesetakapue surai-pe tu-chi ke.

4. Surai-pe masa mure tise, mua dak to etepue, muere-wi i-puek taurepue to-da: "Mo michií, surai-pe e-pue-ke ina pata-pue dau; ane-re enek etenu ke-maímiyukuí; teserenkasen-pe re ichi yau. kemaimiyukuí, toron sak nak-ke". Taure tepo, mua dak to etepue.  

5. T etesak-pe-re eriwo etenumapue, mure kami tau tise. Weri muere, eríwo-pe etiñakamasak, mure ra pona-re tiyesen, pikok-pe tesen dare wenkarun sena.

6. « E... e...e...” apue eriwo etenu. Kami tau chíma, mure-da taurepue: "Ane-kin muere, pemon te-poti tumba-ya waraino?". - Inare "¡E..., e.. .e" eseta yenin, mure esanum-pueti-pue, te-karimi tapaí yapurumapue, muere-wí eta sena manata pona itepue.

7. Manata po tise, pemon-da taurepue: Masa, chiputuina; ane-kin  muere yesemboika dau erema tope-da". Muere pona-re "¡E...,e..., e.. .!" ku-tuka-pue-ya. Muere puenise eriwo atauchirnbapue, pemon-wi tu-wakiri-pe yenapue  ti-maimutapue ma-ya yenin".

8. Mure-da ti-maimuyu-pueti to-da etapue; te-kare puek yepui mincha pra etapue-ya; muere yenin te-karimi tak ¡aichoron! yenkupue. "Enek ke-maimu yukui" puek yesenumenkapue; enek yetenu kaima ,yetinipuipue. "¿Enek nak-ke?”, taurepue-ya.  

9. Muere daktai-wi, ¡serei! weri-rike amanon-pe tesen esemboikapue: kasuru it-enna pueken, tukare i-momo ton, kasuru irensak, chikiu-chikiupan; i-rata woinokon, tukare tuapuese tenonkai pra pinumpapue-ya.

10. Manata po chima, chiriruka etumbapue-ya; muere-te pai taurepue-ya: "¿Ane-ua-kin u-maimu yuku mayi?". - Tise ane-ya i-maimuyuku-puen. Muere-wi taure-tuka-pue-ya: "¿Ane-kin mainek u-maimu yukupue nichii nek?. Tare sane nichii-pa". Kami taren eremaima, taurepue kanan: "¿Amare nak-ke mainek?". - "Ina, yre eseru muere" taurepue kami tarin-ya. -" Amare nak-ma?", taurepue eriwo-da.

11. Tise weri-ya taure-tuka-pue: "¿Iyaren nak-ke-ma muere u-maimu yuku tepon?". - "¿Ake, nak-ke?...." taurepue mure-da; ure muere a-maimu yuku tepon". "Un-warai yau, weri-ya taurepue, ad-ennak enku se".

12. Pemon atamokomasak ichipue ti-karimi tau. Muere nawa ichinin weri-ya taurepue: "A-karimi arankake ad-en-nak enku tope". Amanon-pe kru erema-tu-ya yenin, pemon wakiri-pe weri yenapue. Muere-wi enkupue i-karimi tak, esenau ichipue, e-pona to enapue-wi.

13. Sakne mare to tise, chia kere e-pona to kowam-pueti-pue. Muere-wi papai pon enapopuemua dapai. Amincha to tise, t-eseuruma-kon-pe to yepui esetapue, te-paruci-kon eseuruma etapue-ya  nere. Muer puenise, to etinipuipue; muere yenin-wi mure-da taurepue: "Aire nichii, enonkan-wi sere". Amincha mare kru o esetarana, weri etiñakamapue eriwo-pe kanan.

14. “Pi... pi... pi..! tukai eriwo etepue. Ite tana, yariwoma arepe-re esetapue. Tise mure yauki esenkasak ichipue esewa warante, nawa pra konoi yewa warante mosan-pe; muere nawa ichinin tenan puek i-napopue-ya. Tíse tapui tak tak papai-pon ewoma tana, arepere t-auki ananipuipue-ya tu-wina-kei, kami tak amokomapue-ya.

15. To dan-da werisan puek taurepue-ya: "Arepere a-pi-kon yekari an-konekarek". I-konekasak-tu-ya nokon-pe, taurepue to-da: "Pipi, yuteke entanai". Tise yuku-puen; ute pai pra ichipue.

16. "Achike entanai", taure-tuka-pue to-da i-paruchiton-da. - "Achike entanai" taurepue mureda. It-enaruton-da taurepue: "¿E tukai-kin av-enasak; e nawa-kin au-chi-ma?". Mure-da yukupue: “E tukai kin av-enasak ; e nawa-kin au-chi-ma? ». –Inare werisan taurepue : « Muere tukai pra, ure ke-maimu-yupuetii ukay ». Mure-da yukupue kanan « Nawa re ke-maimu-yupuetii u-kai”. Iyaren-pe mure enasak; eriwo-da i-matanisak chipue.

17, ¿E tukai ichi-ma, taure tepo, eremai to enkupue; muere-wi mosan-pe it-auki enasak esewa wa-rante eporipue to-da. Muere-wi tumaya konekapue to-da, piasan danoman-pe. Piasan ichipue to kuretau. Muere-wi piasan-pe tu-chi yaktai mure eseru pusak-ya. Muere-wi taurepue-ya: "Weri yare enasak eseru muere". Muere-wi kabai konekapue to-da mure epik-pe, mure enapokapue tu-pue dak. T-auki chirke-pe ichipue dak i-napoka-tuka-pue to-da.

18. Muere puenise taurenan ina: "Esepikuman datkai i-wonek-pe e tope, morok manin-pe e tope, kami tapai utentok neke, potori-to,  maimu kaichare enatok". Wureton erupatok sere, panton; yunan-pe pra mureton ichi yau, narik, enek epori to-da poken.

 

 

78. UN INDIO CON LA PALOMA "ERIWO"

 

1. Hace tiempo hubo un muchacho, que tenía sus padres; y  tenían también sus hermanas.

2. A este muchacho le hicieron  los remedios para que fuera buen  cazador y buen pescador. Le hicieron el tratamiento con "ayú" y también se lo hicieron con "kunawá".

3. Ellos le dijeron: "Estate quieto". Y él se estuvo quieto y bien estirado en su chinchorro. Y así  permaneció un día y otro; pero se  cansó de estar así. Como era caminador, le fastidió estar acostado  tanto tiempo.

4. Y por aquellos días ellos se fueron todos al conuco y le dijeron: "Estate quieto; permanece  acostado; y no respondas a ningún bicho que cante, tal vez algún pájaro-jefe. Estate quieto y  no respondas". Así le dijeron ellos  y se fueron al conuco.

5. Pero apenas idos ellos, se empezó a oír el canto de la palomita  "eriwó". El estaba en su chinchorrno. La tal palomita era una mujer  transformada en paloma, que venía al encuentro del muchacho, que estaba en el estado de "pikok", para jugar con él. 6. Y se empezo a oir e trémulo "e, e, e..." de la palomita. Y  el muchacho, estando en su chinchorro dijo: "¿Quién será, que parece un indio?" Y, volviendo a  oírse el mismo "e, e, e... ", el  indio se agitó en su chinchorro,  saltó a tierra y se fue a la puerta.

7.  Y estando allí, en la puerta,  dijo el indio: "Esperemos; voy a  saber quien es cuando se asome".  y además se puso a remedar el trémllo "e, e, e.. ." Con lo cual  ]a palomita-mujer se alegró y le gustó aquel indio, que la llamaba con su misma voz.

8. Entonces el indio oyó que le  respondían acercándose: "e, e, e"  y de un salto se metió en el chinchorro. Se acordó de lo que le habían dicho que no respondiera a ninguna voz y, pensando que podría ser algún bicho, se asustó.  "¿Quién sabe si no será un bicho?”, dijo él.

9. Y, efectivamente, llegó y se  asomó a la puerta. Era una mujer  muy buena moza, que traía pulsera, cenojiles, collares de abalorios  y de sonajitas, sin faltarle adorno  ninguno.

10. Y haciendo sonar sus "chiriruká" y Uegando a la puerta  dijo: "¿Quién fue el que me respondió?" -Pero nadie contestó.  Y volvió a decir: "¿Quién fue el  que me hizo el reclamo? El estaba  aquí". Y viendo al que estaba en  el chinchorro: "¿Acaso fuiste tú?"  -y el muchacho respondió: "Sí, yo fui". -"¿Así es?" dijo ella.

11. Y ella volvió a decir: "¿No  sería otro el que hizo el reclamo?"  -  Y el indio respondió: "Pues, pues ... no; yo fui el que te respondió".  -"Entonces, dijo ella, me voy a  acostar contigo".

12. El indio estaba enrollado en  su chinchorro. Y ella le dijo: "Abreme el chinchorro para que me meta dentro". Y él, como la vio tan buena moza, también gustó de  ella. Y se acostó con el muchacho y se juntaron.  

13. Y estando ellos dos juntos y  prolongando aquello, los padres del  muchacho regresaron del conuco.  Algo lejos todavía se comenzó a  oír que venían hablando; se oía  también hablar a sus hermanas.  Con eso se asustaron y el muchacho dijo: "Ya está". Y, como se les oía que estaban ya muy cerca, la  mujer se volvió a convertir en  paloma.

14. Y gritando “pi, pi, pi...” se fue. Y se oyó el aletea rápido.  Pero el pene del muchacho se  había adelgazado y estirado como una cuerda de anzuelo y no acababa de salir. Pero, al punto de  entrar ya sus padres y hermanas  por la puerta, lo recogió rápidamente hacia sí y se lo enrolló dentro de SIl chinchorro.

15. La madre les dijo entonces  a sus muchachas: "Preparad a  prisa la comida de vuestro hermano". Y habiéndola preparado, le  dijeron: "Bájate a comer". Pero  él no hizo caso, no quiso bajarse.

16. Dijeron las hermanas: "Vente a comer". -Respondió el muchacha: "Vente a comer". -Dijeron las hermanas: "¿Pero qué  es lo que te pasa; por qué estás así?" -Respondió el mucha  "¿Pero qué es lo que te pasa; por qué estás así?”. –Volvieron a decir ellas: “Yo te dije que no nos replicaras así”. -Respondió el  muchacho: "Yo te dije que no replicaras así".

El muchacho estaba como fuera de sí; la palomita aquella lo había como trastornado.

17. Subieron ellos a ver qué le  pasaba y se encontraron con que  tenía su pene como un rollo de  cabulla, Entonces prepararon los  manojos de hojas para el piache. Porque allí entre ellos había un piache. Y, al hacer este su función,  supo y dijo: "Pues, sí; esto fue una  mujer que le produjo estas cosas".  Y entonces le hicieron remedios  con tabaco y el muchacho recobró  su salud. Y se le arregló su pene a su tamaño pequeño.

18. Por esto decimos que cuando  un muchacho está haciéndose los  remedios para ser cazador y pescador, no debe bajarse del chinchorro y debe obedecer a lo que  le digan sus padres. Este es un  cuento para decírselo a los muchachos, para que obedezcan, pues de lo contrario les sucederán males.

NOTAS EXPLICATIVAS

1) Ya en otra leyenda apareció que las palomitas de nombre "eriwó" son una mujer convertida en tales, Y su arrullo trémulo es el imitado tan frecuentemente por las mujeres cuando regresan cargadas y fatigadas a la casa.

2) Lo relatado en el v. 14 seguramente procede de la observación, que no escapa a la curiosidad de los indios, de ciertas aves como el pato, cuyo pene es a manera de una larga cuerda.