67. WADA-WENIN EKARE

1. Panton ekama-da sere, Mada-Wnin t-esek.

2. mada-Wenin chipue werisan Wakiri neke; te-nopue-ten epori-ya  puen t-emarima-pa, i-nopui ikowamapue.

3. Tise iyAten yaktai i-weniti-pe eurumapue se-warante kaima: "Tuna wak tutei a-nopui-ten an-emata. Muere chirke-pe tenkei an-kake; muere dak-wi kasuru enteke tupan-wi. Muere amanon a-nopui-ten epori-pa". Nawa tukai erupapue-ya.

4. Muere nawa ichinin, manare kapuipue-ya tenkei waraino rike, mayi kari-ekuta t-esek, teukin rekin t-euta kenak; kasuru arite pue-ya, tuna wak i-pakamapue-ya.. ,- Muere-wi dairen-pe ichipue; i-mokasak-ya tise, waki amanon iyequipue kari-ekuta puek atapichak.

5. Tuna wapai tukAtenkon werisan amanon-pe tesen; muere-wi t-are, arepue-ya t-ewik tak; dare-wi paredare e-pueti-pue..

6. Tise iyAten yaktai wora dama tikai ite tana, t-are arepue-ya. "Ten-pai wora dama tikai, manon", taurepue-ya. I-weneka tepon-da, i-werichi-ten ema tope-ya ennawa tepon-da, muere daktai-re tauresak-ya ichipue: "A-nopui piapai amincha a-dapai a-nopui ka-s-arimai". Nawa erupasak-ya yenín, t-are weri arepue-ya wora tikai, tí-yau ye tope. .

7. Pawi pokasak-ya tise, non bona yenasak etasak-ya tíse, "apíta", taure-pue-ya ti-nopue puek. Amincha mare kru yenasak ichipue; ako-pe kru ichipue. Muere nawa ichínin iyAten pokai ite tana, wora enasak anun sena weri adontepue-ya. Amincha pra ichinin, kuraí ichipue konsera..

8. Pawí eremai tu-te patá-pe weri etakutapue. ¡Tu!, pawi anun-se itepue; tise ¡uru!, pemon-pe tenaí , pawí yemasakapue; amanon-pe erema-tu-ya yenin an-arepai yena pue ti-nopui-pe. Muere-wi pawi-ya weri apichipue, muere-wi ti-m-po arepue-ya kata kuyak, t-ewik tak. .

9. Werí yenapo warante pra, kurai eketum-pueti-pue: .'"Arepe ke". -" ¿Ai?", esetapue. - "Achike taure-da", taure-tuka-pue-ya kurai-ya. Tise weri yesemboika-puen. Muere yenin "¿miyedan" -taurepue kuraí-ya. - Muere daktai  weri maimu kamonken esetapue: "¿Ai?” - "¿E puek-kín au-chí-ma. Arepere achike", taurepue Mada-wenin-ya. - Muere-wi manare kru wen maimu esetapue. “¿A..e. . . ?” kaima; tíse werí yepui- puen. "¿Aten-te me dan?" taure-tuka-pue kurai-ya techiripuese. Tise weri esemboika-puen, i-maimu eseta-tuka-puen-re.

10. Tataimerumpai-wi kurai etepue chía, "¿Atente medan?" tukai. Tise weri eserema-puen. "¡ Ai-chane-so!, pawi patapue rekin eporipue-ya; tu-chipue-kon pawi yare rekin eporipue-ya. ¿Aten poro-wi to etepue? - I-putu poken pra; - ; i-ta-pue yeserema-puen.

11. ¿Muere kanan weri maimu waraino-rike ¿ai?, ¿tauron kanan tenen puek kurai yu-pue-ten? Masa etake: pawi anun-se tu-te daktai yetakutapue, muere-da kurai maimu yu-pueti-pue kamonken; yakunna kaichare, manare tu-pueti-pue-ya.

12. Wei kaichare ti-nopue i-wa- puek ikowamapue; eposak-ya pra tise, te-nopui ke pra yenasak yenin, ipan-pe karaumapue. Yayukasak tise, kari-ekuta kapui puek atapichipue, kasuru ke aritepue-ya, tuna wiak i-pakamapue-ya. Tise ¡"kore! weri esemboika-puen; muere-wi innere karaumapue.  

13. Chin poro-re ti-nopue-ten i-wa puek Mada-wenin esemare-pue, t-enkechi soroka puek mue poro-re tuna wau. Muere-wi sarovere tatok esemboikapue, arukuima waraino, muere-pue, nakata mo-pue-ten, ¡en, en, en! tauron. Tise pemon esakorotapue; kini, ti-woi yerare-pueti puek yesetakapue. Ti-pai puek, te-pona puek atapi-chi namai, i-puek taurepue-ya: "Muere-te eke; ¿e puek-kin au-chi- ma?".  

14. Tise i-nonka-ya warante pra, ti-pai woi erate-pueti tana, Mada-wenin-ya sarovere tiukapue t-enna ke, tuna wak techorokai, ¡en, en, en! taure-ya tana. Tuna wau, t-erare-pueti tepo, sarovere emasakapue se kaima: "E-re ekama-te, puek chi tana, mesakorotai; tarepai a-nopui etok ekama-da neke".

15. Muere-wi pemon-da taurepue: "Achike-wa; ekamake- wa; etok ekamataneke".  

- Tesewankonomai taurepue-ya. Tise sarovere-da yukupue: "Ekama-te puek ichi tana sane, mesakorotai-pa". Ain, itepue i-yapai. Tise  pemon-da i-wenaimapue; chinte-wi, t-ombaton dare eporipue-ya.

16. "¿Aten-te nak-kin metei?, ¿E nawa ichinin au-tepue mayi?", taurepue pemon-da, sarvere eposak-ya tise. Muere-wi sarovere-da yukupue: "Mo eke; a-puek ekama-te puek ichi tana, u-yereukatai". - Tise pemon-da i-kanonkapue:  

"Are pan-puek ekamataneke". Muere daktai sarovere ennakapue; muere-~vi "Ina; ekama-da se", taurepue-ya.

17. Sarovere-da pemon ekamapopue: "¿Ane-kin i-wa-u-ya-ma?". - "U-nopue iwa puek etame sere; tise u-woi a-yerate-pueti yak tai, u-nochi echikoromasak ichipue, muere daktai putuima pra a-yereukapue-da". -Sarovere-da taurepue; "A-nopui man chinte, kak tau; pawi-ya aresak kak poa". - Pemon-da ekamapo-tuka-pue: "¿Aten-te-kin ma? ¿Aten-te-kin chi-ma? ¿Aten-te nak pawi-ya aresak nai?".

18. Sarovere-da yukupue: "Medai-yi warante au-te dau, i-napo-u-ya neke; aire-ne a-we to-da poken; nawa pra, donama to-da, i-puenima to-da man, ama-  kru ichinin werisan tukare yentai". Pemon-da sarovere ekamapopue: "¿ichi yau, e tukai i-kupui-ya-pe nai?".

19. Sarovere-da taurepue: "A nopue pa-tak au-te, temu-pe  metei, aeketon warante". "Ina wi-wa", taurepue pemon-da. Muere-wi te-nopue yua puek eseratepue. Ema tawere ite tana, kuaran , eporipue-ya. - "¿Aten-te nak au-te", kuaran-da ekamapopue. Pemon-da yukupue: "U -nopui, pawi n-arepue, pa-tak ete-dai".

20. Kuaran-da taurepue: "Enepui-u-ya neke, ipan-pe i-puek to eku- masak ; i-keimarumba-pueti puek toipan-pe. Aeketon-pe au-te, tenen puek au-te dau, u-pon au-te dau, epori-u-ya epaino. Metedai warante, epori-u-ya neke; donama to-da; nawa pao, yarin daire are to-da a-dapai". ".

21. "Nawa ichi yau, a-pon ke u-repake", taurepue pemon-da. Muere-wi kuaran-da ti-pipue mokapue, muere ke pemon epontepue. Ema tawere ite tana, pawi yama dare eseporipue. Pemon-da to puek taurepue: "Tapui tarinkon puek ka-matantek; a-tamo-kon yene puek man; anteren i-werunte-ri-puen yene puek; are sena a-mpa-kunta po achitek".

22. Chin-te pai, t-ewik-kon tapai to domba epakapue, aeketon anumapue-ya, ti-mpakunta pona arepue-ya chia kere, tapui poroka-ta pona. Muere-te chima, pemon yesenumenkapue: "¿E tukai kupui-ya-pe nai amanon epaka tope u-yak?" - T-esenumenka tepo, taurepue-ya: "Manon, apok ke u-repataneke". Nawa taurepue-ya manata po chima. Amincha mare ichinin, pawi, i-tiyemu-pe tesen,  konsera ichipue. Weri epakapue manata pona-re, apok enepuima. - Muere daktai pemon-da akumenkapue tesenuremai; muere-wi wri awore-pe yenasak eporipue-ya.  

23. Tise muere-te-re rorowe chipue ¡tuwa, tuwa! ekamanin-pe. Tise pemon yen nau morompue ichipue; i-kima puek ichipue. Muere-wi rorowe atarimapue waki-pe eremapa. Muere-wi ti-nta aranka-ya tana, pemon-da morompue kimasak emapue i-n-tak; muere nawa ichinin "Mada-wenin yesak man, a-nopue arei yesak man", tukai pra ichipue. Morompue nayi, to dane-pe; muere ke rorowe yechiri-pueti tana, eseta-puen.

24. Muere-wi pemon-da are-panpuek ti-nopue anumapue-ya ti-mpakunta pona, arepue-ya-re. Chin-te pai-wi enutepue-ya ti-mpakunta po, tenonkai pra. Yeiton poro are-pueti-pue-ya yawotasak, akunna tope: tue dek poro, yuma ,, , yek poro, pi yek poro, purue dek poro, tekuren dek poro, manichoro dek poro ... tukare aimutun it-eku yeiton poro. Muere dakare t-ewik-ten eporipue-ya..

25. T -ewik eposak-ya daktai, awore-pe pra enasak ichipue, ye-veveukapue; ewanakaire yenasak ichipue pena tu-chipue dau. Tau-ron panton, Mada-wenin pantoni.

 

 

67. LEYENDA DE "MADA-WENIN"

1. Existe un cuento, llamado de “Madá_Wenín”, que lo voy a contar.

2. Madá-Wenín era un indio no agradable a las mujeres, que no  pra encontró con quién casarse y que  permanecía sin mujer.

3. Pero cierto día alguien (en  sueños) lo amonestó diciéndole: "Yendo al río, péscate una mujer  para ti. Para ello téjete una es enpecie de pequeño sebucán y métele dentro un puñado de abalorios. Con ello te encontrarás una  hermosa mujer para ti". Así le dijo.

4. Por eso se fue al río, después  de haber tejido con "manare" esa  especie de pequeño sebucán, que tiene un hueco; lo llenó de abalarios y lo lanzó al agua. Y, efectivamente, al sacarlo poco después, se vino agarrada una mujer buena moza.

5. Sacó del agua a la mujer  hermosa más que todas las otras  mujeres, y se la llevó consigo a  su casa; y con ella vivió y permaneció largo tiempo.

6.  6. Pero cierto día la llevó a matar paujíes. "Vamos a matar paujíes", le dijo. El que le habló y  le enseñó cómo se pescaría una  mujer, le había dicho: "No te alejes nunca de tu mujer; nunca la envies lejos de ti". Así le había dicho  se lo había advertido. Y  por eso mismo fue que la llevó con él a matar paujíes, para tenerla cerca de él.

7. Flechado un paují y habiendo  caído en tierra, le dijo: "Vete a cogerlo". No había caído lejos;  estaba completamente cerca. Y  mientras él flechaba el otro paují,  la mandó a ella que fuera a coger  el paují que había caido. Estaba  tan cerca, qne él estaba completamente tranquilo.

8. Al ir ella a recoger el paují,  escupió. ¡Tu! Y al ir a coger el  paují, este se levantó transformado en indio; porque como la vió tan hermosa, le vinieron deseos  de llevársela para mujer suya. Y  así el paují cogió a la mujer y se la llevó al cielo, hacia arriba, a  su casa.

9. Entonces su marido le gritó: “Vente ligero”. “¡ai!”, dijo ella  -"Que te vengas, digo", le volvió a decir él. Pero ella no vino y él volvió a decir: "¿Ya vienes?" -Y, como una voz que se apaga, se le oyó a ella: "¿Ai?" -y él:  "¿Qué es lo que estás haciendo?. Vente ligero". -Todavía se oyó,  oyéndose apenas la voz de ella: "¿Ai?"; pero ella no apareció. –“¿Dónde estás tú?”, dijo él. Perro ella no vino y la voz de ella  no se oyó más.

 10. Entonces el indio se fue allá  diciendo: "¿Dónde estás?.. ¿Dónde estás?.." Pero no apareció  por ningún lado. ¡Ay!, sólo encontró el sitio donde había estado el  paují. ¿Hacia dónde se había ido? -Imposible de saber; no se veían  sus huellas por ningún lado. 

11. ¿Y qué era la voz de ella que fue contestando cada vez con menos fuerza ¿ay? -Era una voz que salía de su saliva, de cuando escupió al ir a coger el paují, y que, al irse secando, era cada vez  más débil.

12. El día entero se lo pasó buscando a su mujer; pero no la  encontró y se puso a llorar porque se había quedado sin su mujer. .. Y al otro día volvió a tejer  aquella especie de sebucán, lo llenó de abalorios y lo echó al

 río. Pero, ¡qué va!, la mujer no  apareció; y volvió a llorar.

13. Pero en esto, andando el  indio echando el pequeño sebucán  aquí y allí en busca de su mujer,  apareció ese que llamamos "saro-veré" y que es como un pequeño abejorro zumbador diciéndole:  "¡En, en, en!" ~Pero el indio se  puso bravo o, por mejor decir,  fastidiado de que le diera vueltas  alrededor de su cabeza y se le  pegara a las orejas, le dijo: "Espera ahí; ¿qué es lo que estás  haciendo?"

14. Y en una de estas, le dio  un manotazo cuando él seguía con  su ¡en, en, en! y lo tiró al agua.  Después de rodar un rato por el  agua, el saro-veré se levantó y le  dijo: "Queriendo yo decirte una  cosa, tú te has puesto bravo. Pues  ahora no te digo dónde está tu  mujer".

15. Entonces el indio le dijo:  "Ven, ven; dime, dime dónde está  mi mujer". -Pero el saroveré volaba lejos y no le hacía caso. "Ven, ven; dímelo dímelo", le decía acongojado el indio. -Pero el saro-veré le contestó: "Al querer decírtelo yo, tú te pusiste bravo".  y se marchó; pero el indio lo

siguió y encontró al saroveré con otros.

16. "¿A dónde te fuiste? ¿Por  qué te marchaste?", le dijo el indio. -y el saro-veré le respondió:  "Déjame; que cuando te lo quise  decir, tú me golpeaste". -Pero  el indio lo apremió: "Anda, anda; a toda prisa ven a decírmelo". -Entonces el saro-veré se calmó y. .. "Bueno; pues te lo diré",  le dijo.

17. El saro-veré le preguntó: "¿A  quién andas buscando?" -"Yo ando buscando a mi mujer; pero  cuando tú andabas alrededor mío,  como se me enredó el anzuelo,  te golpeé sin querer". -El saro-veré  le respondió: "Tu mujer está allá;  te la llevó un paují al cielo, arriba". -El indio le preguntó: "¿Pero dónde es eso; dónde es allá?, a dónde la llevó el paují?"

18. El saro-veré le respondió:  "Si tú vas así, según estás, no  podrás recobrarla; más bien puede ser que te maten; o si no, la esconderán porque ella es muy buena moza más que todas las  otras mujeres". -El indio le preguntó:" ¿Entonces, cómo voy a  hacer?"

19. El sara-veré le dijo: "Cuando vayas a buscarla vete encorvado (como un viejo)". -"Está bien", contestó él: y así se puso  en camino en busca de su mujer.  Y yendo su camino, por allá se  encontró con un "kuarán" o "pereza". -"¿A dónde vas?", le preguntó el kuarán. -El indio le respondió: "Voy en busca de mi mujer, que un paují me la llevó".

20. El kuarán le dijo: "Tú no la traes; están enamoradísimos de  ella; ellos la celan mucho. Pero  si vas despacio como un viejo y  te vistes con mi vestido, es posible que la consigas. De la manera  que tú vas ahora, no la encontrarás; ellos la esconderán o la  llevarán a otro sitio".

21. "Siendo así, dame tu vestido",  le dijo el indio. Entonces el kuarán  se sacó la piel y el indio se vistió  con ella. Y yendo su camino, se  encontró con unos paujíes. Y les  dijo el indio: "Decid a los de la  casa: Está viniendo tu abuelo; el  pobre de él está sin fuerzas; ven  a llevarlo cargado en tus espal das".

22. Y de allá arriba, de la casa,  salió uno de ellos, cogió al viejo  sobre sus hombros y lo llevó hasta  allá. Y allá lo dejó en el alrededor  de la casa. Y allí el indio se puso a pensar: "¿Cómo haré, cómo conseguiré que salga la buena moza?"  -  Y, después de haberlo pensado, dijo: "Buena moza, dame candela". Así dijo él estando a la puerta. Por lo cual, como era tan cerca, el paují marido de ella se  quedó muy tranquilo. Salió ella a la puerta trayendo su candelita y el indio la vió que ya estaba preñada, y se le quedó mirando y pensando.

23. Pero allí mismo estaba un loro de los llamados "rorovek" para  dar los alerta. Y el indio tenía  en sus manos un pedazo de cera  negra y lo estaba como amasando.  Y el loro se vino acercando hacia el indio para verlo bien. Y  cuando abrió su boca e iba a  decir: "Madá-wenín, un indio, vino a llevarse a su mujer", el indio  le metió en la boca el pedazo de  cera amasado, que el loro no lo  pudo tragar y es lo que ahora traen por lengua. Y con eso no pudo gritar, ni dar el alerta.

24. Entonces el indio, con toda  prisa, se echó la mujer al hom-  bro y se la llevó. Y la bajó de  allá siempre sobre sus espaldas.  Y la fue llevando de árbol en  árbol para secarla de su preñez,  al árbol tué, a un yumá, a un pi,  a un puruek, a un tekurén, a un  manichoró; y a cada uno de esos  árboles, cuyo jugo es como leche.  Y, por fin, llegó de regreso a su  casa.

25. Cuando llegó a su casa, había perdido su preñez y estaba  esbelta como había estado antes.  Este es el dicho del cuento de  Madá-wenín.

NOTAS EXPLICATIVAS

1) Esa especie de sebucán, de que se habla en el v. 3, se llama "karí-kutá", que tiene su propia leyenda. Quien no conozca el artificio de este instrumento y meta su dedo o su mano en él, cuanto más trate de zafarse más se verá atrapado.

2) El consejo, recibido en sueños, de colocar dentro del "karí-ekutá"  abalorios como cebo para una mujer, nos está diciendo muy claramente que esta clase de regalos es considerado por los indios como de gran eficacia para atraer su cariño. Porque entre indios, igual que entre nosotros,

"el cariño también se compra" y "con cebo y una caña, todo se alcanza"  y "el amor y el interés comen en el mismo plato". 

3) La explicación del v. 11 es una ocurrencia verdaderamente extraordinaria, que puede suscitar largas reflexiones.  

4) Esta narración, por 10 que hace a explicar la lengua tan negra de los loros y la existencia de árboles con savia de aspecto lechoso, es una verdadera leyenda. Y, en cuanto al arte que se dio el indio para que su mujer se secara de la preñez, indica el concepto -ya anotado en alguna otra leyenda- que ellos tienen de la concepción.

5) Que despacio, dejando pasar tiempo, etc., se consiguen ciertas cosas y que hay que dejar sosegarse los ánimos, está muy bien advertido por el kuarán en el v. 20.

6) "Madá-Wenín" literalmente quiere decir el "matador de palomas'; (de cierta clase, llamada madá). Pudo ser por una afición notable de aquel pobre indio, no grato a las mujeres, o simplemente por aquello que se dice en el refrán "por un moro, que maté, me pusieron mata-moros".