AVERE WADAMORI DARE (Manusrito pag 58)

1.    Avare itepue wadamori dare t-erupa-kon ne sena. Avare yerupa arua ichipue, tise wadamori erupa pupu ichipue.

2.    2. Aru choko-pe ichinin, avare-da taurepue: “tewe nichii, merunte yure, apuetanin kru yure”. “Masa kin”, i-maimuyukupue wadamori-ya”, a-merunteri s-erema-ina”.

3.    Muere-wi avare yunatepue non dau wadamori-ya, t-erupa ichuita tope. Tise avare-da taurepue: “Konok dai epaka-dai-te”. Muere-wi wadamori itepue.

4.    Muere-wi konok dai tentakai wadamori yepuipue ekamapo sena: “Dako”. “Ai”, (manare i-maimuyukupue avareda). Chiutan puek nai?”, akamapopue avare-da. “Ake, masa, choko-pe ichi”, i-maimuyukupue wadamori-ya. Muere-wi wadamori ite-tuka-pue.

5.    Inare ye-tuka-pue ere sena, konok dai tepakai. Muere-wi wadamori ekamapopue-ya: “Dako”. “Ai”, i-maimuyukupue avare-da (manare kru ante, erire poken). Muere-wi wadamori taurepue: “Ereke-wi dako, merunte yure, tauresa-u-ya tise, merunte-pe para au-chi”.

6.    Muere-te pai avare yunakapue; muere-wi t-erupa-ke esekpitepue.

7.    “Yure nekin merunte, apuetanin”,taure-tuka-pue wadamori-ya.

8.    Muere-wi it-entak avare-da yunatepue no dau t-erupa ichuita tope nere. Non dau tise, wadamori taurepue: “Mia toikin konok epaka-dai-te”. Muere-wi i-yapai avare itepue.

9.    Konak dai entakasak-ya tise, avare yepuipue ere sena ; muere-wi ekamapopue : »Dako, ». “Ai, taurepue wadamori-ya merunte-pe. “Chuitan puek nak nai?”, ekamapopue wadamori-ya. “Ake, masa man, chko-pe ichi, icharamente puek rekin man”, i-maimuyukupue avare-da.

10.                    Muere-wi mia toikin entakasak-ya tise, avare ye-tuka-pue ere sena. “Dako”, taurepue-ya. “Ai”, merunte-pe i-maimuyukupue wadamori-ya. Muere daktai wadamori yunakapue; muere-wi t-erupa puek esepiktepue.

11.                    Tise avere t-unate-tuka-pue it-entak. Non dau tise, taurepue-ya:”Yure nere mie toikin konok entaka sere”. Muere-wi wadamori i-yapai itepue.

12.                    Muere-wi mia toikin konok entakasak-ya yenin, wadamori yepuipue ere sena. “Dako”. Taure-tuka-pue-ya. ¿Kore!, i-maimuyukupue-ya pra ichipue. “Dako”, taure-tuka-pue-ya. “ai”, tauron pra ichipue.

13.                     Tise weruwe dama etamepue i-ro-po, ¡ere, ere, ere!, kaima. “Aiko”!, taurepue wadamori-ya, “eremake-wi, dako, u-doko paire av-ichi-pe”.

 

 

 

 

EL RABIPELADO Y EL MORROCOY  AGUANTADORES DEL HAMBRE".

 1. El rabipelado y el morrocoy se fueron a comer de sus frutas. La fruta del rabipelado era aruá; pero la fruta del morrocoy era pupú.

 2. Pero la fruta del rabipelado estaba verde. y él dijo: "Déjalo, no me importa, yo sé aguantar hambre". "Eso lo vamos a ver, dijo el morrocoy; vamos a ver cuál es tu fuerza para aguantar hambre".

 3 Entonces el morrocoy le sugirió que se enterrase y esperara hasta que su fruta se madurase. “Pues cómo no, dijo el rabipelado, yo aguanto un año sin comer". Y,el morrocoy tapó bien al rabipelado y se fue.

4. Pasado un año, vino el morrocoy y le dijo al rabipelado: "Hermano". y el rabipelado le contestó con una voz muy débit: "¿Qué, ya maduraron mis frutas?". Y el morrocoy le dijo: "Aún no; espera un poco que todavía están verdes". Y el morrocoy se fue dejándolo allí.

 5. Pasado otro año, el morrocoy volvió a ver. Y llegando donde estaba enterrado el rabipelado, le preguntó: "¿Hermano, cómo estás?" y el rabipelado le contestó con una voz imperceptible como de quien se está muriendo: "¿Qué?" ...Y le dijo el morrocoy: "Para que tú veas, hermano; después de decir que tú sabes aguantar hambre, casi te mueres".

 6. Y entonces el morrocoy desenterró al rabipelado. Y éste comió sus frutas y con ellas se remedió y se fortaleció.

 7. Y dijo entonces el morrocoy : “Yo sí que tengo fuerzas; yo sí que sé aguantar hambre".

 8. Y entonces el rabipelado enterró el morrocoy hasta que madurase su fruto, Y, estando ya enterrado, dijo el morrocoy: "Yo aguanto hasta cinco años" Y el rabipelado se fue y lo dejó bien tapado.

 9. Pasado un día, vino el rabipelado y dijo al morrocoy: "Hermano" Y el morrocoy le respondió con una voz muy fuerte: "¿Qué, se están madurando mis frutas?" Y el rabipelado le contestó: "No; todavía no; aun están verdes; solamente están pintonas". Y el rabipelado se fue, dejándolo allá.

 10. Cuando ya habían pasado cinco años, volvió e] rabipelado y preguntó: "¿Hermano?" Y el morrocoy le contesto con voz fuerte: "¿Que?" Y entonces e] rabipelado desenterró al morrocoy y éste comió sus frutas y con ellas se remedió.

11. Pero el rabipelado quiso que el morrocoy lo enterrara nuevamente: Y cuando estaba en el hoyo y bien tapado, dijo: "Yo también aguanto cinco años sin comer". Y el morrocoy enterró al rabipelado y se fue dejándolo allí.

 12. Pasados cinco años, vino el morrocoy a ver. "¡Hermano!", dijo el morrocoy. Pero no se oyó ninguna respuesta. "¡Hermano!" ;Volvió a decir. Y otra vez, el siencio.

  12. Pero entonces el morrocoy miró con cuidado y vio que aquello estaba plagado de gusanos y de moscas, que cantan: cre, cre-re-re!

 

NOTAS EXPLICATIVAS

 

1.  El v. 2 coincide con el "están verdes" de la culebra de  Esopo

2.   2. Es fácil suponer que este es uno de los cuentos importados porque aquí no es conocido el morrocoy, sino por referencias. Pero, en todo caso, muy bien acomodado.