KAPONOKO AWONSAK SUPARADAMÄ DAMA DARE.

 

 1-Kaponoko awomapue suparadamä dare  waikinyamä tikai, wairayamä re.

2-Tu-te-kon-pe-re kairau yama, panasakava-re tika-pueti-pue; tise se-warante-re kaponoko etepue; to ne-tikasan ereapue-ya kairai yama-pe.

3-Supara-da waikin-pe kairau kupuipue-ya, panasakava kupuipue-ya nere waira-pe kaponokoda kairau-pe, panasakava-pe to kupui tanna. Muere nawa ichinin, supara-da kaponoko tuarimapue “i womuen mesere” kaima.

4-Muere tise kaponoko-da waira wuepue dairen re; muere wi suparadamä sekanonkapue, tanno waira erema-tu-ya yenin.

5-Muere daktai waira tepantapuese, suparadamä dakachi chitepue kaponoko-da  iono etek chitepue-ya (I tuarimasak to-da yenin esemapue),  muere poro po waira pun konekapue-ya.

6-Awenek-pe suparadamä dakachi ichipue; tapui pona tenan puek to esemboikapue. Tise to nopueton etepue to wake sena ema tak, ante to etuarima yenin te akachi kon puek.

7-Tapui pona to ereutasak tise, to dakachi arankapue to nopueton-da. Chika to-da daktai etek eporipue to-da dono. Muere puenisa re to yedak kueu-pe yenapue; etek-da to yedak morontanesak yenin; muere yenin to eseru-pe yenasak.

8-Suparadamä-da etek ekamapue; muere yenin kaponoko-ya, mincha chima, to patakapue, to puek atarikapue, esemapuetipue re.

Muere nawa ichinin suparadamä esakorotapue; muere wi t edaton kon-pe kaponoko kupuipue to-da. "Tewen niyepuii”, taurepue to-da, ambon tope”.

 9-Tenampuek kaponoko atarimapue, to kene puek yepuipue. Muere wi ambopue to-da. Iyaren-ya kaponko pokapue it enu yai. Nawa ichinin ambak-pe kaponoko itepue t wesak to-da yenin t enu dai.

10-Muere puenise to yedak kavau-pe yenapue; etek-da to yedak morontanesak yenin; muere yenin to eseru-pe yenasak. Muere poi chinere tek kama-pueti to-da; to epitenka pemon yenuton pona, ambak yenu pona nere.

 

 

11-“Mo chi-che” taure tepo, ite-tuka-pue te-keipune piak; muere-wi i-keipune pon eporipue-ya.

 Tauron panton.

 

 

 

 

 

1. Un índio se fué de caza en compañía de unos gallos, a quienes les "oyó decir que íban a cazar venados y dantos.

2. (Los gallos entendían por venados y por dantos, los saltamontes pequeños y los más grandes: kairau y panasakavá.

 3. Según iban fuera de camino ya campo traviesa, los gallos iban matando los kairau y los panasakavá, corriendo tras ellos. Pero, ?li,~dio seguía,', su camino como si no viera nada.

4. Y entonces él oyó que aquellos  gallos, se decían unos a otros: "Este, indio infeliz, no sabe cazar”.

5. Pero poco más adelante, en la orilla del bosque y el indio mató un danto de verdad, y los gallos se espantaron de ver un animal tan grande.

6-. Entonces el indio descuartizó el danto y lo repartió en los guayaros de los gallos para que los llevaran. Y además, y en castigo de haberse reído de él, a cada cual le metió una piedra debajo de la carne del danto para que les pesara aún más.

7. El guayare de los gallos estaba pesadísimo y llegaron acercándose muy despacio a sus casas. Y sus, mujeres, viéndolos fatigados y que ya no podían más, salieron a su encuentro y los ayudaron. ,

8. Cuando llegaron a su casa, las mujeres desamarraron los guayares. Y sacando las presas, sacaron también las piedras, y al principio no se die cuenta, creyendo que era hueso con carne. Hubo incluso algunas gallinas que se tragaron las piedras. Y, desde lejos, el indio se vino riendo de ellas y gozándose de que se había vengado cbien de ellos y de sus mujeres.Pero las gallinas se dieron cuenta y se dijeron: "Déjalo que llegue para echarle una agarrada".

11. El indio se fue acercando poco a poco, detrás de todos ellos. Y cuando llegó, le cayeron todos a una y le sacaron los ojos. Y entonces él, desesperado,se convirtió en rana, y se escapó saltando.

12. De ahí viene que los gallos tienen los picos curvos y también sus espaldas. Por el mucho peso del guayare.

13. De ahí viene también que todavía muchas veces se engañan con las piedras y las tragan.

14. Y también que se tiran a los ojos de los muchachos y de las ranas y sapos

NOTAS EXPLICATIVAS 1.

 

 1 Pintoresco este cuadro de un indio cazador entre gallos.

 2 Y muy curiosas las consecuencias de aquella cacería.