I) MAIWAK PREIKE DARE

1. Maiwak preike dare to ichipue; to wenkarumapue kate dai puepue puek.

 2. Preike-da morompue ke maiwak puepuetipue it-embata dai; nawa ichinin maiwak yembata dai .piok-pe morompue ekonekasak, t-eseru-pe yenasak.  

3. Tise maiwak-da preike puek  taurepue-ya: "Aware amare", (mekoro-pe ichinin). 

4. Preike-da nere i-maimiyuku-pue: "Amare nere, iwomuen amare; kurichapueta entenin amare. Nawaraino neke Yure, morok nenin".

 

 

 

 

 II) NAMAI YARE PAWi ICHIPUE

5. Namai nopue dakon dare pawi ichipue..

6. Muere puenise, t-edaton-pe kupuipue namai-ya. Yaren yaktai- wi to tombapue namai pawi dare.

7. ¡Tou!, to atapichipue. ¡Toki, toki, toki!, ¡suruk! werunapue tak namai aremopue pawi-ya. Muere  puenise, apimune namai pupok chi muere.

8. Muere yentak, namai-ya pawi aremopue apok nuak. ¡Pokororo!, ¡saveu, saveu, saveu!, pawi pupai ! emueri-mueri-mapue.

9. Muere puenise, chiwou-pe pa-wi pupai chi muere, namai n-akoropue.

 

III) MARUK WONORE DARE

10. Maruk-ya wonore eporipue tava dau ekupui tanna.

11. Nawa ichinin: "¿E puek av-ichi, dako?", taurepue-ya. - "E puek ichi neke, ekupui sere", - maimiyukupue wonore-da.

12. Tise maruk yepuipue werunapue dai tekepai. Nawa ichinin wonore-da ekamapopue it-entak: "¿E dak-kin au-yepui-ma?". -Maruk-ya taurepue: "Eku sena yepui sere a-dak". 13. Muere nawa ichinin kupui-pue sakne mare.

14. Tise maruk erona warante pra, wonore-da: "Aware amare, av-ekoka neke", taurepue. Muere puenise-re maruk esakorotapue. Muere-wi to atambopue tanno-pe. 

15. Maruk darena mokapue wonore-da, tise it-en-tak maruk-da wonore ewatepue i-mue chinak ke.

16. Yei puek i-muepue-ya katau; muere-tepai i-ta puek tapiche, i-kororokapue-ya. Muere-te i-yapai maruk ekatuma-pue.

17. Muere nawa ichinin sereware nosan-pe worone pumue; i-chi-ton-re.

18. Maruk nere t-arena-puen. Maruk apimune e-pueti, werunapue dai ekepasak yenin.

19. Tíse wonore, tava dai ekepasak yenin, aimune ichi.

VARIAS PELEAS DE PAJAROS

 

 

1. La familia de los Uramí (pájaros) convidaron  a una fiesta de kachirí al paují ya otros pájaros.

 2. Bailaron mucho tiempo; y las hijas del uramí  se enamoraron del paují y le dieron kachirí sin  parar hasta el atardecer.

 3. A esa hora, la mayor de las hermanas, viendo que venía el murciélago, dijo: "Ya está viniendo el negro; yo me voy a mi chinchorro." Y, según lo dijo, se subió a su chinchorro y se acostó.

 4. Pero el murciélago, habiendo entrado en la casa, se acercó a ella y le dijo: "¿Qué haces ahí, en el chinchorro, hija de mi tía?" Pero, como no le gustaba, le dio un empujón y lo lanzó de sí.

 5. Pero el murciélago, a medida que iban bailando y bebiendo, se fue poniendo alegre y propasándose en sus bromas con la uramí. Revoloteando en torno de su chinchorro, le decía: "Bájate a bailar conmigo." y le pellizcaba en la nariz.

 6. Entonces el paují se puso bravo por aquella falta de respeto y peleó con el murciélago. Pero la cóitora, que también era de los concurrentes a la fiesta, se puso del lado del murciélago y se agarró con el paují; la derribó al suelo, le metió la cabeza en un fogón que allí había y le chamuscó las plumas de la cabeza. De ahí aquellas plumas rizadas que forman su copete.

 7. Pero el paují se levantó con más fuerza y derribó a la cóitora entre la ceniza y le dio un revolcón. De ahí el color ceniciento de su espalda.

8. Después se apartaron y uno regresó a su  casa.

 

 

9. El pato y el cotúa estaban jugando con una bodoquera o cerbatana pequeña, lanzándose tacos de cera.

 10. El cotúa le acertó al pato en toda la cara. Por eso en la cara del pato hay aquellas berrugas en que se le convirtieron los taquitos de cera. El pato no los pudo quitar.

 11. Por eso el pato, disgustado con el cotúa, le dijo : "Tú eres malo, tú eres feo." Esto le decía porque es completamente negro sin ningún otro color.

 12. Pero el cotúa le replicó: "Tú eres mal pescador; tú tragas todo para pescar; yo cojo los peces limpios."

13. Así se desquitaron mutuamente y se fueron cada cual por su lado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

II 14. La poncha encontró a la garza bañándose en un lugar de tierra blanca. "¿Qué estás haciendo?", le preguntó la poncha. "Nada, le respondió la garza; estoy bañándome."

15. La poncha venía muy manchada con ceniza.

 Por eso la garza le preguntó: "¿ y tú a qué vienes aquí ?" " A bañarme también, respondió la poncha ; a ponerme blanca."

  16. Y entonces se bañaron ambas a la vez en la tierra blanca.

 

17. Pero como la poncha no se limpiaba, díjole la garza: "Tú eres muy sucia; tú no te pones blanca." Por estas palabras se puso brava la poncha y peleó c con la garza.

 18. Pero la garza le arrancó la cola a la poncha. Pero ésta, a su vez, echó un bejuco al cuello dela garza y la amarró de un árbol.

 19. Y después que la hubo amarrado, le tiró de las piernas hasta desencajarle el cuello y las piernas.

 y después se marchó corriendo por la montaña.

 20. Por eso es que la garza tiene el cuello y las piernas tan largas. y la poncha no tiene cola.

 21. Por eso también, por haberse bañado entre la ceniza, la poncha es cenicienta. Pero la garza es blanca por haberse bañado en tierra blanca.

 

NOTAS EXPLICATIVAS

1. Estas peleas de animales, imaginadas por los indios a semejanza de lo que sucede entre ellos y suscitadas principalmente por el exceso de bebida, por los celos, por juegos pesados y por palabras molestas e hirientes, son de gran hilaridad y enseñanza práctica bajo capa de risa.

 2. La explicación del copete del paují, de las manchas blancas de la coítora o trompetero, de las berrugas del pato, la falta de rabo de la poncha, lo descomunal del cuello y piernas de la garza, etc., son de aquellas que dejan a la imaginación plenamente satisfecha.

 3. Las palabras de la uramí y sus desprecios al murciélago son un botón de muestra de la aversión de los indios hacia la raza negra.

 TAURON PANTON lT7 ~

 4. Suponer a la garza ya la poncha bañándose con tierra o ceniza, equivale a nuestro dicho popular de que "el baño de la gallina es el polvo".

 5. La bodoquera, con que estaban jugando el pato y la cotúa, es pintura de la realidad, pues los muchachos suelen usar cañas de saúco o semejantes para lanzarse taquitos.

 6. Sigue adelante la verdad de que hay juegos que terminan en lloros.