El Kaikarua del manuscrito difiere mucho de este

LEYENDA DE LOS ATAPITON

 1. Cuando los antiguos indios comenzaron a vivir en Uruyén, iban a bañarse al río. Y los muchachos pasaban largos ratos en el agua. ,

 2. Pero uno de aquellos días salió "uil" "pescado" , enorme y de una vez se tragó un muchacho. 

3. Los otros regresaron corriendo a la casa y dijeron a sus familiares: "Un bicho se tragó a nuestro compañero y después se hundió en un pozo".

4. La gente mayor se fue con todo cuidado al río para ver qué bicho era aquél. Y el bicho se asomó y ellos lo vieron. Y decían los más viejos: "Ese es un bicho, que nunca se ha visto por aquí",

 

5. "Vamos a ver, ir a buscar unos manojos de ramitas para que venga el piache y nos diga qué es". Y, vino el piache, hizo su sesión y les dijo: "Ese bicho se llama uruy es un pescado venido del mar".

6. "¿Así es?", dijeron ellos. Entonces enciérralo no vaya a terminar con nosotros. Y entonces el piache comenzó a trabajar y la fue llevando hasta el mar.

7 .Según iba con su trabajo adelante, fue sacando otros varios bichos, que hacían daño a los indios y en esto se demoró varios años. Pasó mucho más tiempo del convenido.

 8. Este piache se llamaba Kaikaruá. Y tenía un hermano, llamado Maruanapán, un indio sin arte. Y tenía una hermana, llamada Uradán-wará.

 

9. La mujer del piache, viendo que su marido no regresaba y se pasaba tanto tiempo, pensó que se habría muerto y se casó con otro que encontró.

 10. Pero Uradán-wará pensó en hacerse piache como había sido su hermano. Y empezó a practicar las costumbres de los piaches y cantar como ellos.  y salió siendo piache. Como su hermano.

 11. Un día, haciendo sus sesiones de piachería, trajo el espíritu de su hermano, que aún andaba lejos. Y cuando bajó a los manojos de su hermana, le preguntó: "¿Quiénes son esos, que están juntos en un solo chinchorro ?". Y su hermana le contestó : "Esa es tu mujer, que se casó con otro, creyendo que tú estabas ya muerto".

 12. Pero la mujer de Kaikaruá, aunque supo que su marido no estaba muerto, ya no dejó al nuevo marido.

13. Poco después regresó Kaikaruá a su casa de Uruyén; pero se encontró con que su mujer se había amigado grandemente con otro. Pero él, aunque lo supo y hasta lo vio, no dijo nada.

 14. Ellos no tenían reparo de dormir juntos, aun viéndolos Kaikaruá.

 15. Pero Kaikaruá cogió sus manojos de ramas y coIAenzó otra vez sus piacherías y fue cantando y cantando todos los bichos, que él había encerrado en el mar y desterrado de las tierras de los indios.

 16. Ahora le acompañaba en su sesión su hermana, que se había hecho piache en su ausencia. Y su hermana estuvo zarandeando a su cuñada y al nuevo marido, que estaban allí mismo en el chinchorro. Pero ellos siguieron juntos como si tal cosa.

 17. Y entonces Uradán-wará le dijo a su hermano: Vamos a pegarlos de tal manera que no puedan despegarse. Y cogió ella unas hojas del árbol llamado tapik y las tiró en medio de los dos.

 18. Empezó a clarear y ellos trataron de separarse; pero no pudieron. Y se asustaron en extremo hasta que se quedaron petrificados.

 19. Ya había amanecido del todo y una vieja, eQ vista de que ellos continuaban juntos en el chinchorro, se acercó a despertarlos y les dijo: "Bajáos de ahí ya, caramba. Ya es de día " .¿Cómo se iban a despertar?

20. Entonces Kaikaruá le dijo a la vieja: "Llevadlos para afuera". Pero no los podían cargar. Solamente dándoles vueltas los pudieron llevar fuera de la casa, a la sabana. Y allí están convertidos en piedras. Y el árbol atapí en medio de ellos. Y por eso los nombran los atapitón.

 NOTAS EXPLICATIVAS 1. Esta leyenda nos da el origen del nombre de Uru-yén y de una piedras, ligeramente parecidas a hombres, llamadas atapitón.

 2. Que una mujer se haga piache es una excepción notable de la regla general entre estos indios. yo puedo testimoniar no haber conocido ninguna.