2° NONKONTON PUEK ENTANA TOINO

 

1-Mapauri wawere uten dau, merunte vina, wek epori Aramaruk it esek.

 

2- Muerete pemón nosamo ichipoe, Aramaruk meda po, tu payunu kenak, morok inonkonton puek entana paino.

 

3-Iyaren yaktai i payunu etepoe konoi puek; muere wi morokdama

emapuetipoe: wadomari, arumak, ereke, karoi; yamore rekin chaire, inonkon Kukenan warinkon emapuetipoeya.

 

4-Muere wi enepuetipoeya ti nopue yokoi. Mueren ne erinimpe i nopue epuetipoe tu nosamo dokoi. To erintesakya tise, wopa pana tiririnkapuetipoeya.

 

5-Muere wi nosantonda ewanmaripuetipoeya.- "Awarepe to man, chimonkotompe, tanno morok puek entana pai chi sere" kaima. Morokdama chimonkoton pukururupuetiopeya.

 

6-Muere pueninsere wi i payunu esewankonomapuetipoe.- ¿E tuaki kru it okten tanno morok an ema pai edan? kaima tanomampe re yesenumenkapuetipoe.

 

7-Muere dakare wenepuetipoe morok potoriya. Amanda eurumapoe: "Morok tanno an ema pai avichi yau, chiviyu ropoiren ke a nochi terupatei, tanno morok emake" taurepoeya.

 

8-Muere yenin, ¿e puek wi taya mue-ke? ¿kurume puek kari, panasakava kari ? taurepoe pemonda.

 

9-Emadokpe korume puek konoi puek itepoe. ¡Kore! tanno morok i

atapichi, puen; aruma, wadomari, yamo rekin atapichipoe.

 

10-It akon tekare itetukapoe panasakawa puek. Muere daktai tanno ókói atapichipoe i nochi puek. ;

Muere wi woikomapoeya t waikarapueri yak. Muere poro pana morokdama chimonkoton mapoeya; muere wi itepoe tapui tak.-

 

11-"Chamore kanan morokdama i rike nosanton dokoi" taurepoe tu nopue puek.-"¿Chimonkoton nak yuanin muere?. Tewe nichii" taurepoe weriya ti tiyemu puek. "Nawa re tise, dokoi rike" taurepoeya.

 

12-Ti tiyemu kaichare re ichipoe. ¡Tou! waikarapue nonkapoeya nosanton dokoi.-

 

13-"¿Chimonkoton puek nak morok puek entana pai ichi ukapuedan?" taurepoeya sakorotaima.

 

14-Muere kuima re, t wopari anumapoeya; tiriririnkapoeya wi.- ¡Aika!, ake sane! nosanton teipuetipoe aman emasak tu payunuya puek.- ¡Serek, serek...! tapui tapai epakaima t ani embakapuetipoe amanya.

 

15-Muere wi itepoe; ¡seré re re!... Aramaruk poi yenetok dau mayi Amantepui it esek, tuna yempe yenasak. Warimapai yak yatamokomapoe ¡Kore! chirkepe netai.

 

16-Sere re re...Rorokekpai remono poro wi nere aman etepoe mano Wairen erunetipoeya. ¡Woi! katak, Kasarapai yak kanan; ¡Kore! dokopaire itetukapoe Karinapaiyak. Muerete wi aman ichi muere.

 

LA VIEJA QUE SOLO QUERIA PESCADOS GRANDES

 

1. Bajando por el río Mapaurí, a la derecha se

 encuentra un cerro, llamado Aramaruk.

2. A la falda de este cerro vivía hace tiempo una vieja, que siempre le reclamaba a su yerno pescados grandes. "Yo quiero comer pescados grandes", era su dicho de todos los días.

3. Su yerno procuraba ir hasta el río Kukenán y allí pescaba los pescados mayores que en él se encuentran: Wadomarí, arumá, ereké, karoi y demás,

4. El los traía, se los entregaba a su mujer y ésta, a su vez, se los entregaba a su madre echándolos en un wopá.

 5. Pero la vieja los despreciaba “miseria de pescados, qué pequeños son!. Yo que estaba con ganas de comer pescados grandes. Y diciendo esto, los tiraba por allá.

6. Por este motivo su yerno se afligía. Y "¿cómo me arreglaría yo para pescar pescados grandes?", decía pensando para sí.

7. Y estando con estos pensamientos y preocupaciones, un día soñó que Amán, el padre de los pescados, le hablaba diciendo: "Si quieres coger un pescado bien grande, tienes que ponerle cebo rojo a tu anzuelo." Así oyó él que le dijo en sueños.

 8. Y cuando se despertó, dijo el indio pensando para sí: "¿Qué será ese cebo rojo? ¿La fruta del korumé o la langosta panasakavá

  9, Entonces fue una primera vez a pescar con cebo  de korumé en su anzuelo. Pero sólo cayeron arumá  y wadomarí.

 10. Otra hermana vez o segunda vez el indio cebó su anzuelo con la langosta panasakavá. Y esta vez mordió el anzuelo una culebra de agua grandísima.  Entonces la enrolló en su cesto y encima colocó los pescados pequeños. Y se fue a su casa.

 11. "Vamos a ver ahora, le dijo él a su mujer ; dale esos pescados pequeños a la vieja". "¿Pero tú no sabes que ella no quiere pescados pequeños ?", le respondió ella. "No importa, le dijo; dáselos a ver qué pasa; y nosotros vayámonos encima del cerro."

12. La mujer hizo conforme le había dicho su marido: le entregó el cesto a la vieja y se subió al cerro detrás de su marido.

 13. Al abrir la vieja el cesto y ver aquellos pescados pequeños, que estaban encima, comenzó a chillar diciendo como siempre: "¿Pero he dicho yo alguna vez que quiero comer pescados pequeños ?"

14. Y diciendo esto, cogió su wopá para vaciar en él el cesto, que le había traído su yerno. Y al voltearlo apareció la culebra, que había pescado su yerno. La culebra se desenrolló y empezó a correr detrás de la vieja con la lengua fuera. Y la vieja corría dando gritos: "¡ Ay, ay, ay ...! y el yerno se rió de ella a su gusto.

 15. Esa culebra se llamaba Amán. Ella se fue por el camino que iba de Aramaruk a otras casas de este lado. Su camino es lo que ahora se llama Amantepué, que es una quebrada. La culebra llegó a la laguna de Warimapai y allí trató de enrollarse, pero le resultó pequeña.

 16. La culebra siguió luego por las sabanas de Rorokekpai, atravesó el río Wairén y llegó a la laguna de Kasarapai, pero también la encontró pequeña. Por fin, llegó hasta la laguna de Karinapai y allí encontró su sitio y allí es donde vive Amán.

 NOTAS EXPLICATIVAS 1. La intenci6n de esta leyenda, aparte de la explicación del nombre de Aman-tepué, está clara contra la inconformidad de las suegras y de todos los que son demasiado exigentes en su comida.

 2. Está clara la crencia de los indios en interpretar los sueños como presagios o admoniciones.