MAICHAPUE PANTONI

 

1-Pemon, Maichapu it-esek, chipue kate-puen, te-nopue ke chima.

2-Muere-wi t-eseton ichipue tenkei kapui puek; tise to eseratepue woto dama poka sena. Muere-wi: “¿Ane-kin enema-ma tare tenkei kapui puek?”. “yure te sere; yure nere, yure-re... taurepue to-da.

3-“Yure tare chi chere an-nepuipue-kon akepuenin-pe”, Maichapue-da taurepue.- “Un warau yau, tenkei mekapui. ¿Tenkei nak punin-pe medan?”. “I-pu-puen-ne nak-arivai pusak-ya”. (I-putu-puen-ne nakma-wi arivai pipue tepusen-re).

4-Muere nawa ichinin to etepue, patapue po i-kapui-te puek ichipue; tise kapui-ya pra ichipue. Avarkai dare puikai itepue, i-puek teremai, k-i-apui-pa (i-kapui pa) teuren, tise pra ichipue.

5-Arivai tun sena itepue, i-pipue puek teremai k-i-apui-pa; tise kapui-ya puen; arankapue-ya nekin.

6-Pata kowankapue-ya i-kapui-te puek; manare chirimopue-ya. Kapui-ya kaima, i-nopue epakapue ti-yak: “¿Me-kapui nak?” ekamapopue. “Ake; teuren kapui-te puek chi tanna, ataranka-pue-se puek man», taurepue Maichapue-ya.

7-Pata kowama yenin: “¿E puek-kin kanin-panin, punin yure muekai?”, i-nopue taurepue. Muere-wi pente dak keserena entepue to-da, asuka-kon-ba; manare ainonkapue to-da; putari murepue po kinopue to-da.

8-Muere-wi it-eseton yepuipue; t-wotoro-kon, piyinke dama nepuipue to-da ti-kaichare-nokon. Te-paruchi-kon puek kamapopue to-da: “¿Aten-te a-tiyemu nai?”. “Naware, ere-da pra edai”, to maimuyukupue-ya. “¿Tenkei nak kapuipue-ya a-tiyemu nichii?”, kamapo-tuka-pue to-da. “Naware, ere-da pra-re edai”, taure-tuka-pue-ya tepuirikai.

9-T-esekarite-kon puek to ichipue manare-rike; ekii pra ichinin. Muere-wi to esakorotapue: “Ekei kinosa-u-ya-nokon kaima ina yesak; ina apuekasak sere”, taurepue i-pi-ran-da. “Asukatok-ten pra ichi”, i-puek taurepue to-da. “¿Tenkei kapui-ya pra nak nichii a-tiyemu?”. “Navare, ere-da pra-re edai”, to puek taurepue-ya.

10-Muere-wi “i-kasak-ya s-ere-taina”, to rui-ya taurepue. Muere-wi im-poi vina tutei, tenkei arankasak-ya i-yaktepue-ta tena kere eremapue-ya. Muere-wi, “¿me-kapui nak? tukai pra”, manare mokapue-ya t-ese monta t-wororokai.

11-Muere-wi pareda pra kapuipue-ya; pata kowama tanna i-puyi kamupue-ya. Werisan atapichipue keresena asuka puek, pareda pra-nere ekii kinopue to-da tanno-pe; muere-wi mori-pe to esekaritepue.

12-“Tuma nokon sere, entana nokon nere”, tukai to atapuemapue. Tise to dese kami tau ichipue mo-re. “Tuma sere, tuma sere”, taure to-da tanna, maimu yuku-ya-puen. “Tuma sere, pipi pon-da taure puek man”, i-nopue-ya taurepue. “Ake, entaika–pai pra edai, wenuma sere”, taurepue ti-tiyemu-ya.

13-Ipam-pe to eneikapue t-esek-kon puek. Muere-wi t-entana-kon tepo, Maichapue apichipue to-da. Aurompuetipue to-da t-enna puek, ti-tak puek-re. ¡Soroi!, ekama to-da-re tenkei dapon puek. ¡Soroi!, i-rakun puek tenkei yaino ekamapue to-da nere. I-pona to ereuta tenkei asuka to-da kaima; i-korokapue to-da, “ikene!”, echiripueti tanna.

14-Teukin viyu pra ene-pe ichipue. Tenan puek yenakapue; i-nopue-ya epiktepue. Muere-wi yenakapue daktai: “Tarui puek edai-te ke”, taurepue-ya.

15-Muere-wi te-nopue yan puek esekamapue. “Ad-eseton kamapoke-wi”, taurepue it-awopui-ya. Muere-wi to puek esekamapue: “Te sere, tarui puek ichi yenin, woto dama poka sena”. “Te nokon kru-se, tarui puek ena-nokon mai yau”, taurepue to-da. Muere-wi to etepue.

16- Ivarka dama, toron dama-re to yese-da pokapue manarenkon neke; t-ese-ton-da muere warante-re. “Aire, ina ten puek nai a-rawere”, taurepue to-da. “Ina-wa-wi; yure-re te tope a-puekere-nokon; masa kuarumok chi-pu-ru-ina; u-yakachi nere kapui-ya pra edai; masa kowama-pe bambuek te tope”, to dese-ya taurepue. Te-nopue dare to enemapue.

17-Muere-wi, te-nopue puek: “Ad-akachi-ten ku tope-da, achike a-yeda puek, a-yentai ichi namai”, taurepue-ya. Kapui-ya-re. Muere-wi aretikasak-tu-ya yenin, “dak tesekamai dombake”, taurepue-ya. “¿E tope sane-wi?” i-nopue-ya taurepue. “A-dentai ichi namai kuai”, taure-tuka-pue-ya.

 

18-Muere-wi dak esekamapue; arepere aurom-pueti-pue-ya te-nopue echiri-pueti tanna. Sura-ri pona ripue-ya, apok depoi.

19-Weri epoton-poton-mapue apok depoi chima. “Akane, pipi, kane bambuek u-puikatetanatek” taure puek kowamapue t-eriki tepose. ¡Kore! to patapue dau kru echiripuetipue, eta to-da yentai.

20-Epusak tise, i-te pikasak tise, i-pai aketipue-ya, t-esak pakamapue-ya; i-pai rekin ivarka dama kuretau in-areten chitepue-ya. Muere-wi it-akachi yak entepue-ya; arauta dama-re, ivarka dama-re entepue-ya i-ro pona.

 

21-Muere tise t-eseton mue-kene puek itepue; wei ewoma daktai to piak esemboikapue. Teren! t-akachi nonkapue-ya t-awopui yokoi. «Entanake-wi, wane, woto kambui takese”. –“¿Aten-te-wi a-nopue chima?”, ekamapopue it awopui-ya. “Chinte chi-nemai; a-rume yene puek man kenne puek; awene-pe tu-chinin tenan-puek iyepui; i-ra pona-re te sere”.

 

22-It-awopui-ya i-ntanapasak ichipue puemei; it-etapu-pe, i-mu. Muere puek tentakai pra, i-mu pona puemei tewokapuese, yepakapue.

 

23-Ema tau i-mu nonkapue-ya wana dokoi tenanse tururivai ye-ten. “To mekamai u-puekere tiyesen”, kaima i-nonkapuetipue-ya ema tawere.

 

24-Wontai yau i-nonka-tuka-pue-ya woime-pe yetenun tope.

 

25-Tureta daropoire i-nonka-tuka-pue-ya kadau-kadau-pe yetenun tope y-eseton yepui yau te-puekerenkon.

 

26-Muerete-pai pedak pona yesemboikapue; i-nonka-tuka-pue-ya “tuna chiu-chiu-pe yetenun tope.

 

27-Muere-wi kanau ichipue tuke; teukin i-tomba dak yekunwatepue; tombaton saramo-pueti-pue-ya tukarere, ti-puekere t-ue sena tutesen ekanwate namai.

 

 

 

1. Maichapué era un indio piache, que no sabía  tejer sebucán, aunque ya tenía muier.

 2. Un día sus cuñados hablaron de ir a cazar. "¿Quién se va a quedar aquí para tejer el sebucán ?", dijeron. Pero todos fueron diciendo que ellos se iban de caza. "Yo me voy", dijo el uno; "yo me voy", dijo el otro, y nadie quería quedarse.

 3. "Me quedaré yo, dijo Maichapué, para descuartizar la caza que traigáis vosotros." "Entonces, tú te encargas de tejer un sebucán para que las mujeres puedan prensar la yuca", dijeron ellos. "¿Sabes tú tejer sebucán ?" "Vaya cosa, dijo él. ¿Acaso el tejido del sebucán no es como la piel de un cascudo ?"

4. Apenas se marcharon sus cuñados, Maichapué empezó a trabajar en el sebucán. Rajó el manare.  y luego se fue a buscar unas hojas del árbol llamado "avarkai" para que le sirvieran de modelo en el tejido del sebucán. Pero no pudo tejerlo.

 5. Entonces se fue a echar barbasco para coger algún cascudo, cuya piel le sirviera de modelo. Echó barbasco, cogió algunos "arivai" o cascudos, pero tampoco acertó a tejer el sebucán.

 6. Viendo que se hacía tarde, su mujer fue donde él estaba tejiendo y le dijo: "¿ Terminas ya ?" Pero él respondió: " A la verdad, yo lo voy tejiendo, pero a medida que avanzo, se me desbarata el tejido."

7. Poco después, la mujer de Maichapué, viendo aquello, le dij o: "¿y para qué, caramba, no sabiendo tejer, dijiste que sí sabías?" Y, valiéndose de un "penté" o garlito, las mujeres prensaron un poquito

 de masa, lo pasaron después por el cernedor e hicieron unas tortitas en un budare muy pequeño.

 8. En esto vinieron sus hermanos, trayendo cada cual su váquiro. y le preguntaron: "¿Dónde está tu marido ?" "N o sé; no lo he visto", respondió ella.

 y le preguntaron también: "¿Qué, tejió tu marido el sebucán ?" "Yo no sé; yo no lo he visto", volvió a responder ella.

 9. Como el casabe era tan poquito, ellos apenas comieron. "Nosotros veníamos pensando que habríais hecho mucho casabe; nosotros tenemos mucha hambre", dijeron ellos. "No tuvimos con qué prensar la masa", respondió ella. "¿Pero es que tu marido no hizo el sebucán ?" "Yo no sé; yo no lo he visto", respondió ella. Le daba vergüenza y trataba de tapar a su marido.

 10. Entonces uno de ellos dijo: "Voy a ver qué hizo ese..." y poniéndose a la espalda de Maichapué, vio que no hacía más que teje y desteje. Y, sin decirle "¿ya lo tejiste?" ni cosa ninguna, le quitó violentamente el manare rasguñándole los muslos a su cuñado.

 11. En poco tiempo tejió el sebucán y antes de oscurecer terminó el agarradero o asa del sebucán.  Inmediatamente las mujeres se pusieron a escurrir la masa, tostaron casabe en gran cantidad y los hombres comieron a su gusto.

 12. A las voces de " Aquí está nuestra comida, vamos a comer", se convidaron unos a otros. Pero su cuñado, que se había acostado en su chinchorro, no les respondió nada. "Mis hermanos están diciendo "tumá seré" (aquí está la comida), le dijo su mujer. Pero él le contestó: "Yo estoy durmiendo, yo no quiero ir a comer"

 13. Con eso se irritaron aún más sus cuñados. Y después que comieron, cogieron a Maichapué, le amarraron los pies y las manos, lo guindaron como si fuera un sebucán y se sentaron en el palo de

 abajo como las mujeres cuando prensan la yuca rallada. Y él daba gritos de angustia porque le descoyuntaron todos los huesos.

 14. No fue un día solo que estuvo enfermo. Poco a poco se fue curando y su mujer le hizo toda clase de remedios. y un día, cuando ya se sintió restablecido del todo, le dijo a su mujer: "Pues ahora sí que tengo hambre." y lo mismo le dijo a su suegra cuando ya se disponía a ir de caza llevándose a su mujer .

15. Pero su suegra le dijo: "Pregúntales a tus cuñados." y entonces él les dijo: "Me voy, porque estoy con mucha hambre, a flechar cacería." y ellos le dijeron: "Vamos también nosotros, que también nosotros estamos sin presa." y se fueron todos.

 16. Los cuñados de Maichapué flecharon muchos monos y no pocos pájaros. y Maichapué no menos. "Nosotros vamos delante", le dijeron. "Está muy bien, dijo él; yo seguiré pronto detrás; pero voya tardar un poco asando mis presas. O quizás tarde un tanto porque tengo que tejer también mis guayares ; de manera que yo regresaré más bien ya de tarde." Así les dijo Maichapué a sus cuñados. y se quedó allí con su mujer.

 17. y le dijo entonces a su mujer: "Ven acá para que te mida la espalda, no vaya a hacerte demasiado grande el guayare." y lo hizo tan grande que, como para probarlo, le dijo: "Pruébalo, metiéndote dentro." "¿Para qué eso?", dijo ella. y él le contestó: "Ya te dije que para que no me resultara mayor que tú."

18. La mujer, sin imaginar aquello, se metió dentro del guayare. Y Maichapué, cuando la tuvo dentro, la amarró a toda prisa por más gritos que daba.Y así la puso encima de la troja, encima del fuego.

 19. La mujer se contorsionaba dentro del guayare y encima del fuego. " Ay, ay, ay ...mis hermanos ; venid a prisa a ayudarme", decía chillando. y se murió dando estos gritos. En vano gritaba; ellos iban ya muy lejos y no podían oír sus gritos.

 20. Después que estuvo bien asada hasta arrugársele los labios y dejar al descubierto los dientes, le cortó la cabeza y el cuerpo lo tiró entre el monte.  La cabeza la recogió para llevarla entre las cabezas de mono. La metió en lo más bajo del guayare y encima colocó las cabezas de los monos.

 21. El se fue detrás de sus cuñados y no llegó a casa hasta el atardecer. y llegando depositó su guayare a los pies de su suegra diciendo: "Ya puedes ir comiendo de mi cacería, que ya te la traigo asada." y su suegra le preguntó: "¿ y dónde quedó tu mujer?" El le respondió: "Ella viene detrás, trae un guayare muy pesado y por eso viene despacio. Ahora mismo yo regreso a ayudarla."

22. Su suegra le puso delante una olla con muchos ajíes y al lado unas tortitas de almidón. Y Maichapué, diciendo "voy a su encuentro para ayudarla", sacó de la olla unos cuantos ajíes, los aplastó entre las tortitas de almidón y, sin comer, se fue de prisa.

 23. y según iba su camino, primeramente dejó en la sabana una torta de almidón con dos ajíes entre las pajas para que se convirtieran en el pájaro "tururivai" para que, al pasar por allí en su persecución los cuñados, gritara diciendo: "¡Gente viene!"

24. Más adelante, en la orilla de la montaña, dejó otra torta de casabe con dos ajíes para que se con virtiera en el pájaro llamado angoleta, y para que  al pasar por allí sus cuñados gritara diciendo : "¡Woimé, woimé!”

25. En medio del bosque dejó otra torta de almidón con dos ajíes para que se convirtiera en el pájaro llamado kadau-kadau, y para que gritara cuando sus cuñados llegaran allí, diciendo: "¡Gente viene!"

26. y llegó al embarcadero del río, dejó otra torta de almidón con dos ajíes para que se convirtiera en el pájaro llamatlo tuná chiú-chiú, y cuando sus cuñados llegaran allí gritara diciendo: “¡Gente viene !"

27. En el puerto había muchas canoas, pero él las rompió todas menos una en que se embarcó él, para que no le pudieran seguir. Y se metió en la canoa y quiso subir río arriba, pero no sabía manejar el canalete y no acertaba a salir del embarcadero.

 28. Entonces decidió ir río abajo, pero tampoco acertaba a remar y se iba enredando por las malezas de las orillas. Pero el conoto, volando encima de él, gritaba continuamente: ¡Tirapó, tirapó! -Y dijo Maichapué pensando: "Qué me querrá decir con eso ?" y luego: "¡Ah, sí; él quiere decir que revirando el canalete". y probó y vio que de esa manera sí se remaba bien.

 29. El oyó cantar a cada uno de los cuatro pájaros y por ahí se dio cuenta de que sus cuñados lo perseguían para vengarse de la muerte de su hermana.

 Pero tardaron en darse cuenta y no pudieron alcanzarlo.

 30. Bajando por el río grande, llegó a la boca de un brazo, llamado Kumá porque su agua no era cristalina sino turbia, y subió por él hacia sus cabeceras. Más adelante dejó este río y se metió por otro caño más pequeño. y por fin, se desembarcó, echó pie a tierra y se metió dentro de un bosque muy grande donde hizo su conuco.

 31. Allí sembró yuca y las otras cosas que suelen  sembrar los indios. Y un día encontró unos polluelos de la palomita "weruchí", que suele andar en los yucales y los llevó a su casa y los crió. Y he aquí que, cuando él se iba a cazar o pescar, en su ausencia, se transformaban en indias y le preparaban su kachirí.

 32. Pero un día que quiso sorprenderlas, se asustaron y se escaparon y nos la pudo coger más.

 

 NOTAS EXPLICATIVAS

 

1. El tejido del sebucán es el más difícil de todos los que hacen estos indios. Maichapué no es el único caso de indio, que estando casado, no sabe tejerlo.

 2. Los cuñados le gastaron a Maichapué una broma, demasiado pesada. Pero la venganza de él contra su mujer, que siempre trató de disculparlo y que la atendió con tanto cariño, llega al extremo de la ruindad y de la vileza.

 3. Una versión dice, referente al v. 12, que sus cuñados le añadían: "Vente a mojar el casabe que hicieron en el sebucán que tú tejiste". Usando la palabra "i-ku-taneké", y luego, en el v. 17 él, haciendo una pequeña variante, le dice a su mujer: "Ven acá para que te midas el guayare" (e-ku-tameké). Es un juego macabro de palabras. Pero es cierto que los indios son muy dados a estos juegos de palabl'as, sea en bromas sea de veras.

 4. Aunque nombran un río de nombre Kumá, no he podido localizarlo. Querer identificar el nombre del río Aichá, afluente del Akanán en Kamarata, con el nombre de Maichapué la creo una acomodación muy forzada. Pero en el Paragua sí existe un cerro, Maiteuik, que espontáneamente los indios me interpretaron como "casa de Maichapué".