10. KUNAWA PANTONI

1 Pemon ichipue te nopue kenak, tise kamotipan; Muere nawa ichinin, t ese yewanma-pe ichipue, te nopue yenu yaran re.

2-Yei pana warainoton ichipue t emekun puek, chi puek re.

Muere nawa ichinin ite tanna asitunya tumba; muere wi t wotoroton

embe-ya.

3-Muere wi t eseda arepue woto poka sena narik yai tutei, chinak puek tenkuse. Muerete turetau tise to epantakapue; kaimayek-pe-re "se daire teke" t-ese-da taurepue.

4-Ti okten pokasak-ya pra tise, pata kowama yenin, yenapopue tu-yepuipue-kon tak; tise t-ese-da enkunetok pakamasak eporipueya; i nopue nere itepue t-apai eporipueya.

5-Muere nawa ichinin, atapontepue mue poro re tepokoimai. Muera daktai kunawa eseratepue etenu puek. (Kunawa echi pereteku waraino, yei pueken, yei datarin, mure ikaraun warante tetenunsen).

6-Muere nama ichinin, pemonda taurepue: "uy aruneke nekin, kunawa

inka pona".

7-Muere-pe-re kunawa potoriya t enchi arimapue kamotepan piak; muere wi i yak t enchi esemboikapue. "¿E puek auchi? -"E puek ichi neke, u nemasak to-da man" -¿E puek re auchi ma a nemasak toda? –“Woto pokai tauresak toda yenin yesak tise, woto eporiya pra edai". –

8-¿E tukai kin eporiuya? awarepe a yemekun man, a chi re; ¿eremauya pra kin medan?- ¿Atente-wi? - "Muere sororike nayi; tise tewe nichii tenan puek eseuromantok-pe".-

9-¿E kin tauya mayi?- "E taureda pra

re edai". “Tise kin ¿ane mayi "uy aruneke nekin, kunawa, taurepue-u-ya mayi?- ¿Metateu kin?- "Kore ka; papaiya etasak yenin. Uy arimasak-ya man a kare puek; muere nawa ichinin, aire, eten pai".-

10-"Inna" taurepue pemon-da; kunawa puekere eseratepue; tise yei perakun tenak kere rekin itepue. Ewipansak yenin, "kanepe re achike so" kunawada taurepue i puek ¡takai takai pe! yei puek enkupueti tanna.- Tise "narikpe man, enku poken pra" pemon-da i maimu yukupue.-

11-"Masa kin, ad apaina", tenapose kunawada taurepue i puek.

12-Muere wi tu kumiri ke apapueya; 13-Muere wi ema-pe yei eremapueya.

Muere wi weri puekere kamotepan enkupuetipue; tapui-pe re kunawa-dama

yeuta eremapueya; yei nakata tureta-pe eremapueya nere.

14-“Tu yare man" kaima to esembo re.- ¿Auyepui nak ma? »- "Inna, itesak i puekere yepui, a paruchi puekere".- "Inna kari; u n arimapue muere avetuarima ereda yenin; tare enema pai man, ereutake wi".

15-Muere wi, t esekamakon tepo to entaikapuetipue pavi puek, wora puek re...

16-Yei monta dau, panta-ri-pue dau to tuna-wa-ri ichipue. To tuna wata-sek. "Muete nak a-kui sena epaka pai man" weriya taurepue. Yei pana ichinin

temekun puek ti chi puek re, ti rapayi puek re, taya muere.-

17-Tise, "u-yanomampe re ekupui", penanne rekin masa uy erona tope-u-ya ... ". Tuke  eseuromapue epuirika yenin.

18-Tise kunawa yenchi yuku puen; muere wi ¡pitui, pitui, pitui! i puipue-ya. Muere tepai tapui tak to ewon-tuka-pue. ¡Kore! kami tak pemon enkupue.

19-¡Surai! kami tau esuraikapue.- "Mo michii" weriya taurepue, "pasan kekai enu k-enchirikanin". Tatepe kru to tunawari ichipue; muere yenin pemon sekanonkapue; tise kunawada emapueya kami tau eseparante namai.

20-Enakasak tise, kunawa porotiya pemon euromapue: "Sete nak yepuene

puek mainek mepokai". Muere wi pemonda tuke i re konekapueya.- "Ake;

tuke kru a re man; teukin rekin a re e pai man" tauretukapueya.

21-Muere wi kukui, penanne mare yesak tise, mori-pe pokapueya tepuremese pra re. Muere wi kukui anun sena weri itepue, dapueri  mokapueya.- “I-re neke dapuerite tope-da" i-tun-ya taurepue. Muere wi i re konekapueya tepuremesen-pe pra.

22-Yayuka piau kanan: "aire, waira pokata" taurepue kunawa potori-ya, chia tutei pra. Muere wi amincha chima, waira pokapueya; iwonek-pe yenasak ichipue.

23.-Waikin, kusari re, torondama re pokapueya; tise to puek entana puen, yesenma. Tise rekin mia tamenawere tantakai, yesekaritepue.

24-Muere epai amau an ere pai enapue. Muere wi te nopue yare ite

 

 

1. Había un indio casado. Pero no tenía suerte en la caza, no era bien querido de su cuñado ni tampoco de su mujer.

 2. Su mala suerte provenía de que era muy sucio.  En sus brazos y en sus piernas tenía como unas calabacitas (kamok) o como esas orejas u hongos, que les nacen a los árboles en los troncos y ramas. Y cuando él caminaba, el viento producía ruido en aquellas calabacitas y espantaba la caza.

 3. Por este motivo, cierto día su cuñado lo llevó trepando por despeñaderos y bejucos a la cima de un cerro muy alto a cazar. Y estando ya arriba, su cuñado le dijo: "Vámonos cada cual por su lado para reunirnos aquí

4. Después de haber caminado mucho sin conseguir nada, el kamotepán regresó al sitio convenido. Pero se encontró con que su cuñado y su mujer se habían ido y hasta le habían cortado los bejucos por donde él podría descender .

 5. Entonces, muy entristecido, buscó acomodo para pasar la noche. Ya esa hora comenzó la kunawá su canto: ¡Enwá, enwá, enwá!

6. Y viéndose tan solo, el indio comenzó a decir: "Kunawá, llévame arriba a tu casa." (Esta rana kunawá es como un sapo pequeño; suele vivir en los árboles, en los huecos; y su canto parece el de un niño que ora.

7. Entonces el padre de las kunawá envió su hija al encuentro de aquel indio sin suerte. Ella se le presentó y le dijo: "¿Qué haces, hermano?" El le respondió: "No hago nada; aquí estoy porque me dejaron solo y se fueron." "¿ y por qué te dejaron ?", preguntó ella. y él le dijo: "Acaso será porque yo salgo a cazar y nunca encuentro nada."

8. Y kunawá le dijo: "¿Cómo tú vas a encontrar nada ? ¿ Tú no estás viendo cómo tienes de sucios los brazos y las piernas ?" y dijo él: "¿Cómo dices tú ?" Kunawá respondió: "Digo que tienes como escamas y como hongos y como calabazas en las piernas y en los brazos; pero dejaremos eso para hablar después más despacio."

9. "Ya lo que íbamos, dijo kunawá: ¿ Qué fue lo que tú decías ?" y él respondió: "Yo no decía nada." y dijo la ranita: "¿ y entonces qué era aquello de "Kunawá, llévame arriba a tu casa ?" "¿Me lo oisteis decir ?", replicó el indio. "Pues claro que sí ; papá te lo oyó decir; y por eso me mandó a buscarte para que subieras. Así que, vámonos arriba."

10. "Sí, vámonos arriba", dijo el indio. y se fue caminando detrás de la ranita. Y mientras ella trepaba, él se quedó quieto al pie del árbol. Y viéndolo como pasmado al pie del árbol mientras ella trepaba, la ranita le dijo: "¡Caramba, hombre, ándate más a prisa!" Pero él le contestó: "Está muy peligroso; yo no puedo subir"

11. Entonces la ranita se devolvió y le dijo: "Espera ahí; ya te voy a rociar con mi mascada."

12. Y la ranita mascó su kumí y roció con él al indio.

 13. Y he aquí que entonces el indio kamotepán vio el árbol como un camino llano y se fue tranquilamente detrás de la rana. Y el agujero, donde vivían las ranas, lo vio como una casa; y la copa del árbol la vio como un bosque.

14. Y diciendo: "Aquí estoy", se presentaron al padre de las kunawá. Y dijo él: "¿ Tú vienes ?" y respondió el indio: "Vengo siguiendo a la que bajó a buscarme; vengo detrás de mi hermanita." '¿ Así es ?", dijo el padre de las kunawá. Sí, yo la envíe a buscarte en vista de que estabas sufriendo; tú debes quedarte aquí; siéntate y descansa."

15. Y después de estos saludos y presentaciones, comieron en gran abundancia paují, pavas y demás. El los veía así; pero eran saltones y parecidos.

 16. Y el padre de las kunawá le dijo a su hija : "Hazle bien su remedio, ráspale los callos de los pies y quítale las orejas o escamas, que tiene en los brazos y en las piernas." y la ranita le dijo : "Vamos a nuestra laguna para lavarte bien allá antes de hacerte el remedio."

17. Entonces el indio se vio cómo estaba. Y, avergonzado, comenzó a decir: "Vamos a dejar eso para mañana; ya me bañaré yo solo..." El vio que tenía como hongos por todo su cuerpo y hasta en el arco y las flechas.

 18. Pero la ranita no le hizo caso. y lo llevó a su laguna. Esta laguna era un charquecito, que se había formado en una horqueta del árbol donde se había podrido una rama. y la ranita lo bañó de árriba a bajo raspándole bien sus escamas. y luego se volvieron a la casa y lo acostó al indio en un chinchorro.

 19. El indio se estiró en el chinchorro cuan largo era. El agua de las ranas escocía muchísimo y le dejó todo el cuerpo como en carne viva. Estaba en una sola congoja. Pero la ranita lo cuidó en su chinchorro y le dijo: "Estate sin moverte para nada, no te arrasques ni abras los ojos; no se te vayan a reventar

 20. Después que pasó la temporada de la cura,

 el padre de las kunawá le dijo: "Prepárate para que  fleches a uno que suele llegar por aquí." y entonces el indio se preparó un montón de flechas. Pero el viejo le dijo: "Eso, no; tú tienes demasiadas flechas; tú no debes usar más que una."

21. Por la mañanita comenzó a revolotear un gavilán. Y el indio, usando una sola flecha, lo mató a la primera, sin errar el golpe. La ranita se fue a recoger el gavilán y su papá le dijo: "Tráeme la flecha (la del indio) para ponerle plumas." y el viejo le preparó a Marité una flecha con las plumas del gavilán, que nunca más erró la puntería.

 22. Al otro día, cuando amaneció, el viejo le dijo a Marité: "Vete a flechar una danta, pero sin arrimarte demasiado." y el indio se fue y desde lejos flechó la danta sin errar. Ya era claro que se había cambiado en buen cazador .

 23. De esta misma manera cazó venados de sabana y de montaña, y toda clase de aves. Pero se abstuvo de comer de ellos para no maleficiarse. Sólo después que pasó de los diez comenzó a comer de su caza.

 24. Entonces el indio llenó los ojos del viejo y de la hija y se casó con ella. y vivió con ellos mucho tiempo.

 25. Pero después de cierto tiempo, el indio cayó en deseos de ver a su madre. Y se puso en camino hacia allá llevando consigo a su mujer

 26. Y cuando llegó en casa de su madre, se le presentó diciendo: " ¿ Estás aquí, mamá ?" "Oh; ¿ de dónde vienes, mi hijo ?", dijo ella. y él le contestó : "Vengo de por allí. Sal a saludar a tu nuera, que está ahí."

27. Salió fuera de la casa la madre del indio y mirando vio una ranita, como la hija de un sapo, y dijo: "¿Quién, esa que parece la hija de un sapo?" y entonces la kunawá, dando saltos, se alejó a toda prisa de la casa.

 28. El indio no pudo encontrar más a su mujer kunawá. Y un día también se subió al cielo y allí está delante de su tío Chirikavai.

 

 NOTAS EXPLICATIVAS

1. En los v. 2, 18 y 19 se alude, y en parte se explica, ios remedios que los indios suelen aplicarse para salir buenos cazadores y pescadores. Mediante incisiones en las manos, brazos y piernas, se aplican ciertos vegetales o substancias animales, a las que ellos atribuyen la facultad de atraer las cosas deseadas.

 2. Nos encontramos aquí con un esquema que se repite en las leyendas de esta tribu: el indio que, rociado con cierto kumí, comienza a ver el mundo de los animales de otra manera, a su manera; el indio que se enamora de cualquiera de las hijas de los animales (abeja, hormiga, zorra, etc.) ; el indio que, pasado un tiempo, desea ver a su madre; la madre, que sale a ver a su nuera y se encuentra con la realidad, que su hijo no veía por enamoramiento y por los efectos del kumí; la nuera que se espanta y no vuelve? El v. 23 se refiere a la costumbre de los cazadores de no comer de su propia caza hasta llegar a un número determinado. Piensan que las primeras presas les harían daño, revolviendo contra ellos el murán o remedio, que se hicieron para ser buenos cazadores.