La leyenda dejos Makunaima se termina diciendo que ellos se fueron hacia la tierra de los karaivá, en el rumbo de Remonotá, dejando el valle de Kukenán.

 Algunos dicen que se fueron hacia Ikén, igual que se había ido su padre la primera vez y ellos cuando querían comprar cosas de los teponkén(la gente que usa vestidos).

2. En el camino, que baja de estos cerros en que vivimos hacia Boa-Vista por Warai, se encuentra una quebradita, de nombre Merok. Y allí donde esta quebrada se junta con el río hay ciertamente un asiento que fue de los Makunaima.

 3. Por allí suelen remontar los pescados a bailar en la época de las grandes crecientes. y allí comían ellos pescados en gran cantidad. Allí se ven verdaderos montículos de las escamas de los pescados, pero convertidas en piedras.

 4. Comenzando a caminar por aquellas nuevas tierras, un día Chiké probó a su hermano. Arrancó unas hojas de muku-mukú (planta parecida al ocumo) y las convirtió en el pez raya. Como él no lo conocía, lo pisó y recibió su puyazo y el dolor le arrancó muchos ayes. Pero se curó por sí mismo.

 5. El mayor de los Makunaima se desquitó de su hermano de esta manera. Deshojó una planta de urú y convirtió sus hojas en el pez caribe. Los colocó en el paso del río y Chiké sufrió sus dentelladas. Pero también él se curó por sí mismo diciendo su propio nombre de esta manera: "Makunaipiá, Chiké-piá, Aniké-piá".

 6. Pero Chiké era incansable en sus invenciones. Y andando por allá, hizo las "piedras" de los animales, las "piedras" de los pájaros y demás. y le dijo a su hermano: "Mira, tú no debes ir así de cualquier modo y por cualquier parte a hacer tus necesarias ; porque yo he señalado "piedras" para los animales y para los pájaros y para los demás".

 7. Entonces su hermano dijo :"¿Por qué motivo mi hermano pequeño me estorba andar por una y otra parte señalando "piedras" de los animales, de los pájaros y demás7". Y entonces se vio obligado a pensar ensalmos para todas esas cosas, para que sus hijos no sufrieran las consecuencias de los caprichos de su hermano.

 8. Fue entonces cuando el mayor de los Makunaima dijo: "Mis hijos, mis descendientes cuando ellos se dañen su vientre por causa de las piedras de los animales, de las piedras de los pájaros y demás, yo corto ese daño, yo lo detengo, yo lo reduzco a la nada: yo, yo, Makunai-piá, Aniké-piá".

 

NOTAS EXPLICATIVAS

 

1. La creencia general de estos indios es que los Makunaima se fueron hacia los campos grandes de Río Branco o tierra de los brasileros. ¿Por qué? Porque hacia allá fue

y tráfico y mayor comunicación hasta tiempos muy cercanos; por allí recibían ellos las cosas más interesantes e ingeniosas.

Cuando el año 1939 hice yo un viaje en ese mismo rumbo  hasta la ciudad de Manaos, los indios me preguntaban con toda naturalidad si no me había visto con los Makunaima, los inventores de todas las cosas maravillosas.

2. Es idea de los indios que cada animal tiene, además del propio Kumí (vegetal de propiedades mágicas), su propio cerro o, al menos, su propia piedra. Esta debe ser res-

petada y, de lo contrario, se sufren las consecuencias con la adquisición de enfermedades. Para ellas la única solu

ción son los ensalmos o turén murú.