1.Cuando el mayor de los Makunaima se enemistó con Chiké, éste pensó muchas cosas. Y un día le dijo a la vieja, a quien trataba de madre: "Mamá, cierra los ojos y di: Quisiera estar encima del cerro para desde allí extender mi vista". Así dijo la vieja, con los ojos cerrados y, sin saber cómo, se encontró en la cumbre del cerro.

2. Y después le dijo a la vieja: "Mamá, cierra los ojos y di: Aquí debe estar mi casa". Así dijoc la vieja y de repente apareció la casa que ella quería.

3. Tercera vez le dijo a la vieja: "Mamá, cierra los ojos y di: Aquí debe haber un conuco". Así dijo la vieja y al instante apareció allí un conuco con cambures, ocumo, mapuey, batata, yuca, caña, etc.

4. Mientras Chike tenía de todo en su conuco y además se ingeniaba para cazar, su hermano allá abajo pasaba bastante hambre. Por eso la vieja, compadecida de su yerno, juntamente con las conchas de los cambures tiraba por el cerro abajo algunos cambures. Pero Chiké se dio cuenta y lec dijo: "¿Por qué junto con las conchas estás tirándoles cambures

5. La vieja le contestó: "¡Pobrecito de tu hermano!". Pero Chiké le dijo: "¡ Qué hermano ni qué nada. Él fue el que me abofeteó”. Pero poco a poco Chiké se fue sosegando.

6.Entonces Chiké le dijo a la vieja: "Haz kachirí para ellos; que después yo los llamaré para que vengan a bailar”. Y cuando el kachirí ya estuvo hecho, Chiké le dijo a la vieja: "Cierra los ojos ,Y dí que háya un camino por la nariz (bajada) del cerro". Así lo dijo la vieja y luego apareció un camino por el cerro abajo.

 7. Bajó Chiké a la casa de su hermano y desde la puerta le gritó: "¿ Estáis aquí vosotros?". Y desde dentro le contestaron con tono de enfado: "Sí, aquí estamos nosotros”. Y él volvió a preguntar: "Mi hermano, tienes cuerda de curagua?". Y su hermano, desde dentro y en el mismo tono de enfado: "Aquí no hay nada".

8. Pero Chiké encontró por allí algunas hilachas o estopa de curagua, las retorció y con ellas hizo un lazo y lo puso en el rastro de una danta. Y cuando amaneció le dijo a la vieja: “Voy a ver mi lazo".

3. Y se encontró con que la danta se había ahorcado.Y entonces gritó para que su hermano oyera y viniera:"Aquí está la danta". Pero su hermano y la gente dijeron: "¿Qué estará gritando ese?"; y nole hicieron caso.

9. Volvió otra vez donde su hermano y conversando dijo que ya había comido la danta, que había cogido con un lazo. Y el hermano y su gente, hablando para sí dijeron: "¿Sería eso lo que él estaba gritando ?". Y entonces Chiké volvió a decirles: "Me voy a ver mi trampa; si yo grito, llevad el guayare, hacha y machete para descuartizar la danta”.

10, Y después que se fue, dijeron ellos: "¿Será verdad? Vamos a afilar bien los machetes; y si nos engaña, los probaremos con él".

11.Al poco rato: "Aquí está el danto, gritó; traed el guayare. . . ". y ellos se fueron y se encontraron con que era verdad que Chiké había inventado la manera de coger los dantos con lazo.

 

NOTAS EXPLICATIVAS

 

1. Aquí entramos en el mundo de las maravillas, que se consigue cerrando los ojos y deseando con énfasis alguna cosa.

2. Dado el tamaño y la gran fuerza del danta o tapir, cogerlo con lazo supone un ingenio extraordinario.