1.-Tukui eremuk pantoní, eserenkan pata-pe.

 

2.-Pia etepue wonun sena t-ompaton yare Waromapa itesek yaire; to etenu eporipue-ya, muere yenin api chena ne tu-ya pa tese, t-apueya tana, waromada pemon pía apochipue t-apue dai. Muere tise, waroma enapue tuna wak; itesak-pe t-apue dai tapiche waroma enapue ipueu, tope! tuna wak. Waroma yare atamepue tuna waware, tuna mori yamu escrenka tukui cremuk-pe y-eten-pe etapue-ya.

Muere tepai empakapue-yá it-apai ikomita yenin tek pona, tuna daropoí ren pona; muete teninkai, i-yapai waroma etepue te-patasek yak.

 

3.-Muere tepai wavin-ya pemon eporipue. Muere yenin pia-da esetipue nawa kaima: "akanwa tak u-yanunk&', taurepue-ya. Tise wavin-ya, "ake, taurepue, chirike-pe u-kanwa man", teurepue-ya. Itepue, i-poinoma-puen.

 

4.-Tise kanan pereika-da kanan eporipue muere warante-re kanan taure pue-ya: "tanno-pe u-wotoroton man". Yutepue kanan pui yakei, entakapue- ya-re.

 

5.-Muere tepai kanan kuyavi-da epotukapue, ekepima i-wotoro-pe chima; muere-re pemon piak yeserenukapue, tise pemon eseenarimapué i-wotoro puek-re; entakapue-ye-re, yutepue-te.

 

6@Komi puek pemon esekanonka tana, maiwa-da kanan eporipue; tanno i-kanwa maiwa-da eporipue; iúuere-wi i-puek yetamapue: "a-kanwa dak u-yanuke", taur pue pemon-da. Tise maiwa-da i-maimiyupue: "Ake, tuke u-mukuton man", taurepue maiwa-da; entekapue-ya-re.

 

7.-Muete tepai kanan, pemon eteteka tana, wei-ya eporipue: "a-kanwa da u-yanunke" taurepue-ya pemon-da wei puek. Muere-wi wei-ya pía anu- mupue te kanwa dak; to utepue pui yakei. Muere daktai wei puck taurepue- ya (pemon-da i-putu-puen), muere yenin pemon-da taurepue nawa kaima: "Awenepu yane-pueke, wei, wei", taurepue-ya pia-da. Muere daktai wei eviupopue ane-pe i-pona; muere puek pía esekanonkapue. 9ne puek te-tika- ya yenin kanan pia-da tauretuka-pue: "A-wopa-ri anunke, wei, wei", taure pue-ya. Wei-ya tewopa-ri anumupue-ya. Muere tepai wei-ya pía ewokapue dapue kan pona yakare piak.

 

8.-Muere te pemoa enonkapue. Yakare manu pia-da it-eremuk etapue. Dakare eserenkapue nawa. Pemon puek taureptie-ya yakare-da. "Manunne tope achikd'; "ina, taurepue pía-da. Muere yuania yure". "Dapue ken teweno yakare", kaima yakare escrenkapue. Pemon apichipue-ya t-apue dai; tise pemon emokapue dakare yawata dapai. "Aiki, kaimayek kard', taurepue piada.

 

9.-Muere tepai ite-tuka-pue akune pona poro; muere yaktái kanan kuruí yama manilma eporipua-ya. "Ikapiti tawino, tokorau wititi", kaima kurui ariwomapue pía piapai. Muere puek taurepue-pia-da: "Aki, kaima- yekton kare".

 

10.-Muere tepai kanan pía etc-tuka-pue; ema tawere ite tana akuri yama eporipue-ya. Akuri escrenkapue nawa kaima: "Aruara yekwatana, ¡em araira ytk watana, ¡e! "Nawa kaima akuri manumapue.

Muere dapue dai kanan pía atapichi tana, akuri etepue kanan pía tenkutei.

 

 

11.-Muere tepal kanan, ite-tuka, chiki yama eporipue-ya. To escrenka nawa kaima: "U-mue chikiriya-we, tuna s-oiporii, pueren-pueren", kaima pia enkute_pe. To dare manunne puek yatapichka tise, i-yapai to etirikapue kanan, pia tenonkai te-pata-pue-kon dau.

 

12.-Muere tepai ite-tuka-pue; ete tana, ivarka dama kanan eporipué escrenkan eroripué eporipué-re eporipué ya nawa kaima: "Yei poro-re it-ema-re-ti iwarika-re, i-warika-.tu ¡ya, ya!. .." ¡Warak, warak! i-yapai kanan ivarka enkupue i-yapai.

 

13.-Muere tepai kanan ite-tukapue muere; ema tau kanan woiwo yama kanan manuma eporipue-ya. Woiwo eremuk etapue-ya: "Muna woi ute- pueti, chiwoiwo",, Muere daktai-re maikán-da eure-pueti- pue kanomi epeta tope woiwo taurepue maikan-da. Muere puek woiwo-da "ina kru, dairen- pe" taurepue. To kanan etirikapue, ema tau pia tenonkai.

 

14.-Muere tepai kanan pia ete-tuka-pue ema tawere. Maikan eserenka epue-ya nawa kaima: "Ena tau te-karauk arenin u-yeken rike maikan". Muere yenin sane pia kanan atapichipue manunne puek; inanu tana, i-yapai maikan etepue pia tenonkai. Muere yenin pia ete kowankapue ema tawete.

 

15.-Muere yaktai kanan waikin manuma eporipue-ya. lt etemuk ichipue se warante kaima: "Wek yeuna poro waikin yeima-ri". Waikin yemari, waiki yemari tukai, pia atapichipue waikin yapue dai. To atapichipue manu- nne puek eserenkaima: puere-pueren: ¡Chiro! i-yapai waikin etepue kanan.

 

16.-Muere tepai, pia ite tana, Makunaima esenaka eporipue-ya; non puek werisan puyi tekonekai yeserenkatok kamapue-ya. lokenekasan-ya ichipué arauta yembata-pe; muere-wi it-eremuk werisan puyi puek nawa kamapue-ya: "Nosanton suta-pueti arauta yembata yai, non tesausaumar". Pia da sakne 1-konekasak Makunaima-da eporipué: weri puyi, kurai yanki. Muere-wi kurai yauki etemuk kanan sere: "Konowaden tepui mota woi neke-da tenure-pueti warima dau neke watarima (atarirna)" tauíón.

T-apue dai pia atapichipue, dare imanumapue kanan, tise i-yapai neke etepué. Muere puek iakai. kuramiyau kare! taurepue-ya. Makunaima etepue pia reware.

 

17.-Muere daktai kanan Mukaima eporipue-ya yeserenka tana. Tuke wapunton yarata woi chima yeserenkapue, se warante kaima: "Waka-pun yarata woino Makunaima". Muere warante kanan pia atapichipue manunne puek, tise i-yapai Makunaima etepué. Pia kanan etepue te-nonkasak Ma- kunaima-da yenin.

 

18.-Chinte kanan Makunaima epo-tuka-pue pia-da. Muere-te kanan Makunaima eremuk etapue-ya. Makunaima, t-auki potitoukai, nawa eseren- kapue: "Makunaima yerupapue, mapada, chititirinkai". Taután puek Maku- nalma yescreka komanapue. Muere tepai pia piapai itepue, yeveukapue kanan.

 

19-Muere daktai pia enonka, t-ompaton kuretak i-mawaritón eseruk erema tepo, to eremuk akumenka tepo i-mawari eseruk tawere tute tepo, te pun yak yenapo-tuka-pue. Muere yaktai te-padan annaneputpue-ya wok teno nekai eni pia-pe. Muere-wi eserenkapue tauton puek:

 

20.-A-tamo-kon eremutupue ekana-da etatanetek, padam-wan-ne. -Itesamo pororoi po uyepui warini-pe.

Chikei pachi muenata sanerukai, porotori namerukai.

-Itesamo porroi po uyepui wavini-pe

-¿¿nikei pachi muenata samerukai ponrori samerukai

-kapuera puek, waronka puek kevei natarirumai.

-Kevei yarikuru, kevei yarikuru.

Rue aketusak ke, parantai wayiri s-enepui.

69. EL INICIADOR DEL BAILE TUKUI

1 . Cuento del cantar del tukui para antes de cantarlo.

2 . Aquel iniciador se fue a cazar en compañía de los suyos hacia el riachuelo llamado de la Rana; y se encontró con que estaban cantando, y estando él para agarrarla y después comérsela y, ya al punto de cogerla, la rana Waromá agarró al antiguo indio por el brazo. y entonces la rana se tiró, se zumbó al agua; ella se hizo dueña del indio. Agarrado de la rana el indio se fue río arriba y allá en las cabeceras oyó al agua bellísima cantar, un cantar que sería el tukui.

Después, como el indio tenía mucho frío, la rana lo soltó sobre una piedra en medio del río; y dejándolo allí, la rana se fue a su lugar.

3. Después de esto el pequeño pájaro acuático, wavín, encontró al indio. Y aquel nuestro antepasado le pidió diciendo: Llévame en tu canoa. Pero el wavín le dijo: No, que mi canoa es muy pequeña. Y se fue sin hacerle caso.

4. Pero luego lo encontró también el preiké o corocoro. Y este le dijo de igual manera: Yo estoy llevando mucha pesca. Y prosiguió su viaje río abajo y pasó de largo.

5. Después lo encontró también un kuyaví, que llevaba como su presa una grandísima culebra; este se le arrimó al indio, pero el indio se asustó por la culebra y el kuyaví siguió su viaje y lo dejó alIí.

6 . Estando el indio acongojado por el frío, lo encontró el pato; el pato que lo encontró llevaba una canoa muy grande; y el indio le dijo entonces: Llévame en tu canoa. Pero el pato le respondió: No, porque voy cargado de muchos hijos. Y se fue dejándolo detrás.

7 . Después de esto, estando el indio tiritando de frío, lo encontró el Sol. Y sin más el indio le dijo: Llévame en tu canoa. y el Sol cargó al antepasado aquel en su canoa y bogaron río abajo. Y entonces el indio dijo dirigiéndose al Sol (pero el indio no sabía que iba en la canoa del Sol): Quema el chinchorrito de tu nieto, sol, sol. Y entonces el sol alumbró al indio I . con unos rayos ardorosísimos; y el indio se acongojó de calor. la de los Sintiéndose achicharrar de calor, el indio volvió a decir: Ponte tu Intró con sombrero, sol, sol. Y el sol se puso su sombrero, se nubló. Y después poco después el sol desembarcó al indio en la boca del río, cerca agarró al de un caimán.

8 . Allí se quedó el indio. Aquel antepasado escuchó el cantar del caimán. Así cantaba el caimán. El caimán le dijo así al indio: Ven acá para que bailemos. Pues sí, dijo él; eso es lo que yo busco. Y el caimán cantó diciendo: "En la boca del río lo soltó mora el caimán". Y agarró al indio por un brazo; pero el indio la rana se soltó del brazo del caimán diciendo: "Qué asco y cómo eres mentiroso".

9. Después el indio se fue caminando por la tierra seca; y entonces se encontró con unas codornices que estaban bailando. ti canoa Pero las codornices se alejaron volando del indio y cantando: "Dentro de la espesura moramos los del cantar resonante y los del suave cantar". Y el indio exclamó: ¡Qué malos y qué mentirosos sois! a pesca.

10. El indio prosiguió su viaje; y yendo por su camino, lo encontró un acure. El acure cantó diciendo así: "Eh, eh, en llevaba el hueco del árbol de fuerte corazón; en el hueco del corazón del palo gateado, eh. . . " Así bailó el acure. Y cuando el indio iU viaje se estaba agarrando de su brazo, el acure se le fue al indio.

11. Después de esto, continuando el indio su viaje, lco~ro encontró unos pájaros, llamados chikí o sekei. Ellos estaban :ran e; cantando: "Estando con la garganta reseca, encontré agua, el pato vamos a rodar". Con este cantar engañaron al indio aquel. Porque cuando él se unió a ellos para bailar, se espantaron deján- dolo a él en su sitio vacío.

12. Después siguió caminando; yen el viaje se encontró con unos monos. Los encontró cantando y bailando de este modo: "Por los árboles es el camino de los monos". y diciendo esto, treparon por los árboles y se alejaron del indio.

13. El indio siguió caminando; y en el camino encontró al woiw6 (parece ser el cuchicuchi) bailando. Su cantar era éste: "Por los bejucos yo bajo y yo me subo". Al mismo tiempo el indio oyó que una zorra estaba gritando para que hubiera mucha guayaba silvestre. Así le decía al woiwó y éste le respondió: Así será, de verdad. Pero ellos se espantaron y dejaron al indio solo en el camino.

14 . Prosiguiendo el indio su viaje, encontró en su camino una zorra que estaba cantando así: "Yo soy la que lleva a su hijito llorando por el camino". Por eso mismo el indio se puso a bailar con ella; pero mientras bailaban, la zorra se fue, dejando al indio solo. Y por eso el indio hubo de continuar su viaje.

15. Entonces mismo se encontró con un venado que estaba bailando. Este era su cantar: "Por las narices de los cerros tenemos nuestro camino los venados". y cantando esto mismo, el indio se agarró del brazo del venado. Y se pusieron a bailar diciendo: "Saltemos, saltemos". Pero el venado se le

soltó al indio y se le fue el venado.

16. Después, yendo más adelante, el indio encontró a Makunaima entretenido en dibujar en el suelo el sexo femenino; y le dijo que lo estaba marcando para cantar. Lo dibujó parecido a la cara de un araguato; y por eso, el cantar que le dedicó fue este: "Las viejas orinan por la cara del araguato, haciendo hue- quitas en el suelo". El indio encontró que el Makunaima había dibujado ambos sexos: el femenino y el masculino. y este fue cantar para el miembro viril: "El miembro viril se yergue por encima del cerro de konowadán) mira por todas partes y se adorna para acercarse.

El indio se agarró del brazo del Makunaima para bailar, pero el Makunaima se le zafó. Y el antepasado indio exclamó: ¡Qué malo este kuramiyau! El Makunaima se fue corriendo delante de él. {Kuramiyau significa compañero}.

17 . Entonces mismo, más adelante, volvió a encontrar al Makunaima cantando. A manera de collares terciados o en bandolera carga varias hachas y otros hierros y cantaba diciendo así: "El Makunaima cargaba sus hierros como collares". Como este} an!es, el antepasado se. agarró del brazo de ~a~unaima. ,para ¡, po he bailar, pero el Makunalffia se le fue. Pero el Ind10 tamb1en se :

luAc ~ fue detrás del Makunaima que lo había abandonado, :

18. Allá, más adelante, volvió a encontrar al Makunaima; y allí también estaba cantando. El Makunaima jugueteando con su miembro viril lo hacía resonar y cantaba: "Las frutas del Makunai, las 1echozas, las derribé". Cantando este cantar, se ! que

lentretuvo largo rato. Y después se marchó y se desvaneció su v1sta. I :orra

con- 19. En este instante el indio terminó; después de haber investigado los cantares de los mawaritón y haber visto sus costumbres y después de haberse entretenido con ellos, regresó a su cuerpo y entre sus compañeros. Entonces reunió a sus os nietos, los convidó con bebida y de aquí arrancó esta nuestra costumbre. Y asó estos fueron sus cantares:

20 . Mis queridos nietos, escuchad los cantares de vues- tros abuelos que yo os voy a cantar.

a) Acá vengo como un patico, aquí estoy en el terrado del no. [dueño de la casa.

b) Estoy alegrando la puerta de la codorniz, alegrando el e [alrededor de su casa.

c) Contra la bóveda del cielo, golpeando el bastón de caña fue [grande, hice resonar las sonajas.

d) Estas son (las sonajas) las flores del kevei (bis).

 

e) Con el carrizo que corté, traigo la flauta del campanero.

 

NOTAS EXPLICATIVAS:

1. Escogí entre varios posibles, este texto como introducción a los cantares del baile tukui, por los motivos que iré diciendo. Fue todo él dictado por el indígena Ramón Fernández Tunayén y escrito por su hermano José Femández. Los cantares dictadOs llegan al número de 105.

y al terminar el dictado dijo Ramón: Sere-te-nakarén puek teserenkasén Juré tukui eremuk-pe: Hasta aquí canto yo cuando canto el tukui.

2. Al comenzar, ha,bía dicho el mismo Ramón: Tukui eremuk etiyakté. Tukui pantoni, eserenkán pata-pé. Comienzan los cantares del tukui. Cuento del baile tukui, antes de comenzar los cantares.

Esto, que dice Ramón, para mí responde o equivale a una introduc- ción general a todos y cada uno de los cantares. Responde al clásico situarse, ambientarse, "composición de lugar", "estado de la cuestión" y similares. Para entender bien los cantares y para saborearlos, hay que estar o hay que ponerse a tono. Y esto se consigue sabiendo su origen legendario e introduciéndose en el medio geográfico y emotivo de los cantares.

3 . Hay aquí bastante bien expresada la observación de que la~ cosas cantan; sobre todo, el agua en los chorros o cascadas de sus cabeceras. y nuestra expresión "arrancar sonidos o melodías a los instru- mentos musicales", también es compartida por estos indios. Aquella palabra de Bécquer, en que dice de las notas dormiJas en las cuerdas del arpa, estos indios la dicen también de sus instumentos musicales.

4 . Y otra expresión, tomada de su observación permanente del mundo vegetal y animal en que viven inmersos, pero no atontados sinQ con un gran espíritu de reflexión, es que los árboles se mueven, resuenan, florecen, atraen a los animales; y que los animales bailan por diversos motivos, pero principalmente por el amor, el celo. Estas danzas de animales, antes descritas verbalmente y ahora filmadas, fueron reseñadas y presentadas en cuentos y leyendas desde hace millares de años por estos indios.

Quien haya leído los libros anteriores a este (T aurón Pantón l, Taurón Pantón II y Pemontón Taremurú l) me excusarán de darles ejemplos, que allí pueden leer en abundancia.

5 . Aparece aquí o aparecen los famosos Makunaimas, hijos del sol y de la hija de las aguas, cantando y bailando los placeres de la unión de los sexos humanos. Ya en Taurón Pantón l apareció el menor de los Makunaimas, Chiké, cantando directamente su primer amor, comparando el sexo femenino al hueco de una colmena. Pero, para no extrañamos dema,siado de la crudeza de lo que aquí se dice de aquellos primeros hombres, recordemos que en la Biblia también aparece, después del cantar de Dios complacidos por lo buenas que eran las cosas hechas por El, el cantar de Adán por la que Dios le había dado por compañera "hueso de mis huesos y carne de mi carne" y que por el ayuntamiento vendrían a ser "dos en una carne".

6. La excursión de este piá, progenitor sin nombre, del que se su dice que comenzó el baile del tukui, es narrada por otros con algunos episodios más según el tiempo y las circunstancias. No hay duda que 'én los episodios pueden multiplicarse en prueba de que, por lo general, todos los animales bailan.

7 . Pero después de todo y a punto de terminar la excursión I lel aparece que toda ella fue, no por el mundo geográfico en que viven los indios, sino en espíritu y por el mundo más hermoso y más fantástico de los mawarí; que es igual al geográfico y transitorio en que vivimos, pero más sublimado y más perenne. Sería, pues, este piá un piache o 1" piasán, que anduvo por aquel mundo de encanto y regresó a imitar lo le que por allá vio.

8 . Ya se ve y se irá viendo más claramente que los cantares de

estas danzas son un verdadero canto a la naturaleza, a las cosas que nos alegran con sus colores o con sus sabores o con sus sones, las cosas que

I~ usamos Y de que nos valemos en la vida diaria y también los mismos IS instrumentos que usamos en las danzas, a los compañeros que nos visitan 1- o a los que visitamos. Repitamos una vez más hasta que nos cale el a alma, que estas danzas y ,estos cantares son vitales y no comedias s artificiosas de salón.

9. He comenzado también por el baile del tukui porque es 1 seguramente el más usado entre estos indios. Los instrumentos musicales ~ usados en él son tres: tambor, bastón con sonajas y pito de rué. La

, indígena Juanita Magister me informó que ella había visto añadir a los

tambores cascabeles de la culebra del mismo nombre; las sonajas pueden ser de kevei, mampituná, pezuñas de váquiro, etc. Rué es un arbusto o caña de muy poco grosor. El tambor, según su mismo nombre samburá, parece ser de introducción posterior; por lo pequeño, puede llamarse tamboril. Cualquier piel sirve, pero son preferidas las de mono, woiwó y tigre.

10. Este baile se ejecuta él solo, pero con frecuencia se baila a la vez que el parichará. En este caso, el tukui forma el círculo interior y los danzantes del parichará, el exterior.

11. En cuanto a los orígenes legendarios, además del que aquí se le atribuye, otros le dan como inventores a Riwo-riwó, a Marakawerí y a Pausumá. Se baila con motivo de felicitar al constructor de una casa nueva, para festejar grandes cosechas y pesquerías y también, pre- viamente, para que haya tales pesquerías y cosechas.

1