TAVARU APUEMAPUE WERI-YA

 

1-Tavaru yetenumapue poropo; werisan ichipue tekenarenkon tapui tau.

2-Muere-wi tavaru etenu tana, i-maimiyukupue to-da. Muere pueker “ewonke” taurepue to-da. Muere nawa ichinin tavaru etinimapue; muere-wi ewomapue tapui tak.

3-Ewonsak tise, werisan puek ewomatapue; to pachi-den nak enkupue; i-rota daire kitikitimapue-ya atarika tope. Muere tepai, weri atarika tana, i-mueni nipue-ya, muere-wi erinakapue-y. It-akon-da apuema-ya tana, kore, i-maimu yuku puen, Ain, yarichak yaire, ante.

4-Yayukasak tise, to yun yepuipue. Muere-wi “Achi mueni enipue enek netai” taurepue t-akonipue-da. –“¿Aten daire etepue netai? ekamapopue i-tun-ya. –“Mue poro nak-ke netetai, wontai kureta paire”, tauvaru iwenuma puek eporipue-ya; i-nta tarankai iwenunsak eporipue-ya.

6-Muere-wi ¡dok! kasupara ke i-wepue-ya. Tanno-pe muen epakapue. Muere tepai pemon emiyukupue t-ewik tak.

7- Enek ke-maimuyuteu tauronan pemonton tise, yuku to-da pra to man panate-pe tesa; amai-pon maimu yunan neke-re. Muere punise tuke to eseparante-pueti; enekton puek to senkute-pueti nere.

Tauron panton.

47. LA INDIA QUE LLAMO AUN AGUAITACAMINOS  

1. Un aguaitacaminos cantó en el alrededor de la casa; unas mujeres (muchachas) estaban ellas solas dentro de la casa.  

2. Al cantar el aguaitacaminos, comenzaron a hacerle reclamo. Y después le gritaron: "Entra". Entonces el pájaro : se calló y luego entró en la casa.

3. Habiendo entrado, empezó a bromearse con las muchachas; se metió en el chinchorro de la hermana mayor y le hizo cosquillas para hacerla reír. Y mientras ella se reía, le iba chupando la sangre, hasta matarla. Su hermana la llamaba, pero ella no contestó. Se había muerto de verdad.

4. Al amanecer regresó su padre. Y entonces la hermana menor le dijo: "Un bicho le chupó la sangre a mi hermana". "¿Hacia dónde se fue ese bicho?", le preguntó su padre. "Se iría por ahí, por el montecillo", dijo ella, su hija.

5. Su padre salió en busca del bicho para matarlo. Y allá lo encontró en el mismo camino, durmiendo; lo encontró con la boca abierta.

6. Entonces lo mató de un machetazo. Salió un chorro de sangre. Y el indio regresó a su casa.

7 . Los indios siempre dicen que no contestemos el cantar de los bichos, pero los alocados no hacen caso; no hacen caso a las advertencias de las madres. Por eso muchos perecen; muchos se engañan con los bichos. -Así lo dice el cuento.

NOTAS EXPLICATIVAS:

1 . El celo de los indios por sus hijas y las advertencias, que suelen hacerles, son ciertas. Tal como se dice en el que es añadido al cuento.

2. La palabra enek (plural enektón) tiene doble sentido: significa "los bichos" del campo, del bosque, etc.; pero también significa "los hombres de otra tribu o de otro grupo humano".

3 . El tavarú es el aguaitataminos, que dicen pertenecer al grupo de las caprimúlgidas o chota-cabras. Lo cual da una gran verosimilitud al cuento.