43* PIAIMA WOTORO WERISAN        

        

1- Kaponokok etepue te-nopuetón dare ture tak wora damá tiká sená.

2-Muerete tapuruka amuepue-ya; muere tepai te-nopueton piapai wonún sená ité-pueti-pue. Tu-te patá-pe to puek taurepue—ya: “Tupuse~ etek; enektón patasek sena.

3- Kaponokok ite~k tise, Piaima yepuipue toron dama tepuepuesé, tapuruka piata were. Muere-wi i-puek t-iok-kon-ten ennapue to-da: “Yok-ten ke u-repake pipí” taurepue to-da. Tise yuku-ya pra ichipue. –“Kne puek yene puek mainek an-ennai”. ¡Patai!. To entakapue-ya.

4- I-puekere iyaren yepuipue. Muere-wi i-puek ennapue to-da nere: “Ina dok-ten ke ina repake pipi”. –Tise yuku-ya puen. –“Ake, yure neke; kene puek yene puek mainek, pumue-kara, anennai”. tairepue-ya. ¡Patai!. To entakapue-ya.

5- Muere-wi, to kenepueken esemboikapue, nosán-ye; muere puek-re t-iokten-kon esatipue to-da; muere-wi to dok-ten ripue-ye. ¡Tou! wora pakamapue-ya to dokoi.

6- Terinte-pue-se to entanasak tise, to tiyemu yepuipue; wora dama tikasak-ya ichipue tanno-pe. – “Wora dama an-erinte-pue-tak entanan tope, apuekasak man”, taurepue-ya.

7-Tise i-yepui rawerwtu-rumekon puek taurepue to-da: “Piaima ne-ripue ke-s-ekamai papai puek; kukui n-apichipue puek ina nentanai muekai” Kesekamai tauresak to-da tise, akamapue-ya mure-da; muere nawa ichinin kaponok enaikapue te-nopueton puek.

             8- Muere nawa ichinin to dapón-ten konekapue-ya ka tau, i-poná te-nopueton amikú pa.Muere tise Piaima yepuipue to kare puek; muere-wi to ekamapopue-ya to tiyemu puek: ¿Atente u-yoktón nai?. A-nopueton eremai yesak.- “Ante to man; to emiyukupué man, werisán daré tekowansen neké yuré”, taurepué kaponokok-da. -“Ake, ake; kaima-pe av-ichi muere; ekama-u-ya pra av-ichi yau ad-are-da a-puek entanan tope”, taurepue Piaima-da.

        

9- Taure tepó ka tak t-enu ripue Piaima-da. « Ichamore, ichanan ereke, kaima-yek amare”, taurepue Piaima-da. Muere-wi ti-rata dak te-kunwa-ri kamapue-ya; muere-wi enumapue-ya ka tak. Muere warante-re sak-re-re arimapue-ya; muere-wi pemon nopueton erikipue to rume ropoire.

Muere tise, to tiyemu adontepue Piaima-da: “To chokorota are tope-da” Muere-wi kaponokok enkupue; arauta dama, wora dama-re chokorotapue-ya t-okoi. Tise “Iyamore neke, pemon dama nekin chorokake”, Piaima-da taurepue tasakorotai.

11- muere nawa ichinin pemon-da te-nopueton sorokapue. Tise “Teukin eputu pra man” taurepue Piaim-da. –“Ake, ante man; toron dama-pe-re-kin to man u-n-tikasan”. Tise Piaima-das yuku pra ichipue.; pemon kanonkapue “a-poka-da” kaima. Muere-wi pemon-da tu-mu sorokapue-ye t-okoi.

12-Muere-wi, to techitai, Piaima-da to arepue. Tise i-puekere pemon etepue muen atasukasak puek. Oisima-da tuna kuranan erunetipue ekei poro, chinak waraino nosanipue.

T-ureton-ten pemon-ya yua-ta tana, waimesa esemboikapue.-“¿E puek au-chi-ma, dako?” taurepue waimesa-da. –“Ake, uretok-ten yua-da sere; enek-da, Piaima-da, u-nopueton arepue man to puek t-entana pa”, pemon-da taurepue. “Ina, to eserinte, u-pona enkuke kane-pe; a-puikate sena yesak sere”. Muere-wi ¡Teren! t-edak pona pemon ereutapue; muere-wi waimesa-da erunetipue tanno parau wawere.

14- Pareda pra-re Piaima dama yewik tak to esemboikapue. To patapue dau to ereutapue. Kese moka sena ekii koneka-kon ba to etesa ichipue. Muere-wi pemon-da te-nopueton eserinte tana wikapue-ya eine dapai. Muere-wi to ekinatepue-ya pea to ichipue warante; wopa ke to nontepue-ya; muere-wi to emasakapue.

15-Waimesa potoriya to are-tukapue-ya t-ewik-kon tak. Muerete to kowan-puetipue paredare.      

 

 

        

.

        

 

44 . UNAS MUJERES PRESAS DE PIAIMA

1 . Un indio se fue a cazar pavas a la selva en comp,añía de sus mujeres.

2 . Allá hizo un rancho y después se fue y se fue lejos de sus mujeres a cazar. Pero antes de irse les advirtió: Tengan mucho cuidado, que esta es tierra de bichos.

3. Después que el indio se fue, un Piaimá, que andaba cazando pájaros pasó muy creca del rancho. Y las mujeres le pidieron alguna presa. "Hermanito, dame carne para mi comida". Pero él no hizo caso. "Pídale al que viene detrás", dijo. Y caminando a grandes trancos se alejó de ellas.

4 . Detrás de aquel Piaimá vino otro. Y a él también le pidieron. "Hermanito, danos alguna presa para nuestra comida". Pero él tampoco les hizo caso. "No, a mí no; al que viene detrás, cuellilargo, pídele". Y pasó de largo a grandes zancadas.

5 . He ahí que detrás apareció otro, altísimo él, y a éste también le pidieron presa para su comida; él se la dio. Les tiro unas pavas para que comieran.

6 . Después que ellas habían comido aquellas pavas bien cocida$, vino su marido; él había cazado muchas pavas. y les dijo: "Cocinen bastante para comer que estoy muy hambriento". Así les dijo.

7 . Antes de que él viniera, les habían advertido a sus muchachos: "No digáis que el Piaimá nos regaló; digan que comimos una presa que se le cayó a un gavilán". Pero, aunque les advirtieron que no lo dijeran, un muchacho lo dijo: y por eso el indio se enojó con sus mujeres.

8. Por eso él hizo una troja en la parte alta para guardar allá a sus mujeres. Y en esto vino un Piaimá a buscarlas; y le preguntó al marido de ellas: "¿Dónde están mis presas? Vine , a buscar tus mujeres". "Ellas no están; ellas se regresaron: yo no cargo mujeres. . . ". Así dijo el indio. "No, tú eres un mentiroso; si no las entregas, te llevaré a ti para comerte", dijo el j Piaimá.

9. Dicho esto, miró hacia arriba y dijo: "Míralas ahí, , ésas son; tú eres un embustero. Y luego metió su dardo en la ~: cerbatana y la dirigió hacia arriba. Lanzó cuatro dardos y murieron las mujeres y sus hijas.

10. Y entonces le dijo el Piaimá al marido de ellas: ! "Vete a tiradas para que yo las lleve". Y el indio subióy arrojó . . araguatos y pavas. Pero el Piaimá le dijo muy bravo: "Esos no, . ': tira a las indias".

11. Y el indio se vio obligado a tirarIe sus mujeres. Pero el Piaimá le dijo: Falta uno. "No hay más, dijo el indio; solamente quedan unos pájaros que yo cacé". Pero el Piaimá no hizo caso; y amenazó al indio con flecharIo. Y entonces el indio rt arrojó también a su hijo.

12. El Piaimá los amarró y se los llevó. Pero el indio se l

fue detrás, siguiendo las gotas de la sangre. El Piaimá atravesó ..:j

un río anchísimo; le sirvió de puente una culebra larguísima 1 como un bejuco. ;

13. Estando el indio buscando por dónde pasar, apareció una lagartija. ¿Qué estás haciendo, hermano?, le preguntó la lagartija. "Nada, dijo el indio; estoy buscando por dónde pasar, el Piaimá se llevó a mis mujeres para comérselas". "Así es, dijo la lagartija; ya se están cocinando; móntate a prisa encima de mí; yo vine para ayudarte". El indio se le montó encima y la lagartija pasó aquel grandísimo río.

14. Sin tardanza llegaron a la casa de los Piaimá. Los Piaimá no estaban en casa. Se habían ido al conuco a buscar yuca para hacer casabe. Entonces el indio sacó de la olla a sus mujeres, les juntó sus miembros; las tapó con un wopá; y después ellas se levantaron.

 

15. Aquella gran lagartija los llevó a todos a sus casas; y allá ellos vivieron mucho 'tiempo.

NOTAS EXPLICATIVAS:

1. Este cuento, en lo fundamental, coincide con el publicado en el vo.l. 1 de Taur6n.l:'an~?n, páginas, 190-193, co~ el título de "El Embukuchlmá de los Plalma . En aquel se advertla a los muchachos ser cautelosos; en este cuento se les dice a las mujeres que no pidan ni acepten regalos.de quienes n:> son s~s m.aridos. Aceptar reg~los, especialmente de COmIda, es la senal ordinaria de que una mUjer acepta el

noviazgo o las relaciones matrimoniales.

 

2. En algunos relatos se dice que el Piaimá no usa cerbatana; cuando quiere flechar, simplemente abre el carcaj y el dardo o flechita sale por sí misma, sube a cierta altura y en el descenso hiere a la víctima contra la que va dirigida la intención del Piaimá.

3. Cuando publiqué el primer volumen de T aur6n Pant6n Ernesto Pinto, uno de los indios señalado entre mis informadores, me escribió haciéndome la siguiente advertencia. Todos los indios han gustado del libro Taur6n Pant6n, quieren tenerlo cada uno. He leído "El Embukuchimá de los Piaimá; -pero falta el episodio, que dice así: Kambichiké-da, Piaimá n-puepue-pué, pemón dakón muení amikupue t-etakurimá-pe, mueré ke-wi kambichiké-da pemón akepuesak Piaimá-da einé dak eserinté kita-kitá-mapué muresán ekatón enepui pia-pe, taurón. Una kambichiké (avispa como wanawanarí) recogió la sangre del indiecito que había matado el Piaimá; la recogió e hizo para sí una saliva extra- ordinarísima; y con esa saliva pegó los miembros del muchacho que se estaba ya cocinando en la olla. Esto era el comienzo de cómo atraer el ~lma de los muchachos, que sufren cosas semejantes. Se nombra, por eso, Kambichiké-piá; y la araña, que atravesó el mar con el indio y kambichiké en busca de su hermano, se nombra sapa-saparimá-piá.

Quede, pues, aquí la advertencia del gran informador. ( y observo que unas veces se dice que la ayudadora fue una lagartija y Ernesto dice aquí que fue una araña.

.-