EKEYIMA MORONIPUE EREMBATOK PANJTONI

 

1- Ekevima puek nere pemonton eseuroma. Tanno, ekei potoripue, ta to—da. Apueimaten anre—pe (asarepue—pe chima), etamen dau kurichata were. Nawa ichinin, ekeyima-da pokansak dau, teserenkai tepiktesen it—eremuk tekamai. Enek i-n-pokapue eremba dau, i—woi te-pueti-ima eserenkandok.

2 Muere tise—wi panton s—ekamaina manaren. Pena piato dama etepue ada

tun sena. Muere—wi tapuruka amue—kon pa kun yek aketipue to—da. Muere daktai Ekeyima akirepue to—da tupuse pra—re.       

3- Muere-wi, te-kowama—kon tepo-re, kapui esentasak tise, to etepue kun   

yek yau chivak dama etesak eremai. Muere daktai i-tuturu etapue to—da. Piasan-pe tesen pemon ichipue to kuretau. Muere daktai ane ti—turunsen ere to-da puen: muere yenin to emiyukupue t—ewik—kon tak konsera—re.

4-Muere tepai piasan—pe tesen itepue chiyak dama etesak ne sena. Muere

puenise-re kun yek, chiyak dama yen, enarketipue—ya; muere—wi itururu eta-tuka-pue-ya. Kun yek poro itururu eta sena itesek, ¡ain! ekeyima amesak kun yek—ya eremapue—ya.

5- Kun yek warauka-ya tana, achiupo ¡ike-ne! etapue-ya. Muere puekere: “¿Amare nak—ke eserukma, yakó?”, techiripuese Ekeyima taurepue—ya.

Muere daktai ekeyima pemontapue; pemon-pe-re ichi piasan yenu yau.

6- Muere—wi piasan etama Ekeyima puek: “¿E-tukai au—chi, dakó?” tukai.-It-en tak Ekeyima-da:“Ake; uy—apuimasak to—da muresan etuarima pia—pe” taurepue—ya. “¿Amare nak—ke eseruk ma, yako?”.

7- Kun yek—da Ekeyima akiresak i-t-emata daire piasan—da eremapue. Muere daktai Ekeyima-da taurepue-ya piasan puek: “Uy-erembake, un warai yau,sena ke. Tenen puek akeke sena ke uy—eren kaima.” Muere puenise eren kaima kun yek aketipue piasan—da ¡dok, dok. ¡ kaima. Waka apure—ya kaichare ¡ike-ne ike-ne! taure—pueti—pue—ya. Mere tepo, kun yek viriukapue it—emata poi. Muere daktai, ekeyima yechi—pue—tuka—pue merunte—pe: ¡Ike—ne!

6- Ekeyima etepue Takutu kuapaire. “Ete-dai-wi” taurepue Ekeyima-da. Sena ke-re uy-eremba-pue—ke tuna wak are dau” taure-tuka-pue Ekeyima-da piasan puek. Muere-wi it—omba—pe erembatok ekamapue—ya. ¡Serere!, ¡ain! ite-re tuna wak.

9- Muere kini-wi ureto apuimas-tu-ya daktai t-erembatok-ten kama-ya.

Muere-wi anumapue pemon-da sereten-pe-wi. Ekeyima eremutupue masa anun tope da i-punan tekamapoi.

        

 

 

38. LEYENDA DEL CANTAR CONTRA EL DAÑO DE EKEYlMA

1 . Los pemones hablan también de Ekeyimá (la Gran Culebra). Dicen que es grandísima y progenitora de las otras culebras; y que produce gran daño a los que andan por los morichales estando ellos en el tiempo de luto por familiares difuntos. Por esto, si la Ekeyimá nos flecha, el remedio se hace cantando el cantar de la misma. Al hacer el ensalmo del flechado por la Ekeyimá, se debe hacer cantando y caminando alrededor del enfermo.

2. Por esto voy a contar un pequeño cuento. En tiempos muy antiguos nuestros antepasados se fueron a echar barbasco; y entonces, para hacer un rancho o choza, cortaron una palmera llamada "kun". Y sin darse cuenta, aplastaron a Ekeyimá.

3 . Y he aquí que, pasado algún tiempo, transcurrida una luna, se fueron a ver si dentro de la palmera se habían criado larvas. Y entonces oyeron cierto ruido. Entre ellos había un piache. Pero no vieron de dónde provenía y se regresaron tran- quilos a sus casas.

:' 4. Después el piache se fue a comer las larvas. Y para !; eso se puso a rajar la palmera, que estaba llena de larvas. Y

entonces volvió a oír aquel ruido y se fue observando la palmera para ver de dónde salía aquel ruido. Y he aquí que encontró que la palmera había pisado a una Ekeyimá.

5. Al rajar la palmera, oyó claramente que gemía dicien- do: ¡Ay de mí! Y esto además: "¿No habrás sido tú, hermano, el causante de este mal?" Esto dijo la Ekeyimá gritando. En aquel entonces la Ekeyimá se hizo gente; el piache la vio como gente.

6. El piache le habló a Ekeyimá: "¿Qué te pasa, hermano?" Ekeyimá le respondió: "Nada; que me han maleficiado como cabeza de los descendientes que sufrirán este mal". ¿No habrás sido tú el causante?".

7. ' El piache volvió a reparar que la palmera le tenía prensada la pierna a Ekeyimá. Y entonces Ekeyimá le dijo al piache: "Hazme, pues, el tarén con esto. Corta despacio y con cuidado mientras cantas esto". Y el piache fue cortando la palmera y cantando a la vez el tarén. Cada vez que el piache ;

daba con el hacha, Ekeyimá se quejaba diciendo: "¡Ay, ay, ay!". Después el piache quitó la palmera de encima de la pierna y  entonces Ekeyimá gritó fuert~mente: "¡Ay qué dolor!". !

8. Ekeyimá se fue hacia el río Takutú. "Ea, ya me voy" dijo Ekeyimá. Y dijo otra vez: "Hazme' el tarén con este otro  cantar mientras me llevas al río". Y entonces le dijo al piache la otra parte del ensalmo. Y luego, deslizándose se fue hasta el

9 . Eso, a la verdad, fue decimos a nosotros, para cuando caigamos con ese maleficio, el tarén. Y aquel pemón aprendió aquello hasta para el presente. Cuál fue el cantar de Ekeyimá, espera que yo lo,recoja de quienes lo saben, preguntándoles.

NOTAS EXPLICATIVAS:

1. Esta es una de las leyendas del origen de cierta, enfermedad,

a manera de parálisis parcial de las piernas, y del tarén o ensalmo para

curarla. Se dice aquí expresa,mente que tal enfermedad 9 maleficio puede

provenir por andar en las lagunas de los morichales cuando tenemos

famili~res te(:ién difuntos. En algunas otras narraciones, aún no publi.

cadas, se les hace la misma prevención a las jóvenes en los primeros

tiempos de su pubertad.

2. Tengo 'grabada otra leyenda, que explica el origen del tarén o

ensalmo de esta enfermedad, ton la larga lista de cantares correspon-

dientes y que ocupan toda una noche desde el obscurecer hasta que

amanece. Pero hasta la fecha no he podido conseguir los cantares corres-

pondientes a la le~enda aquí transcrita y relatada por Ernesto Pinto y

Pablo Fierro.