CAZA

 

 Cuando falta la “presa” animal en la mesa del pemón, aunque haya abundacia de comida vegetal, dicen "Tarui ke ina ichi " = nos falta algo esencial.
 Lo que es invitación para salir a cazar o pescar a fin de conseguir las proteínas necesarias. De la caza y pesca sacan el complemento de su dieta alimenticia.

El pemón caza: danta, venado (hay tres clases); cochino de monte (hay dos clases); chigüire y lapa.

Entre las aves: Pavas de monte, paují, gallinas de monte, palomas, guacharacas, varias clases de patos, con otras aves menores. En la legendaria se habla de la cacería de monos; pero, si bien los he comido con ellos, no he visto que tengan mayor interés por su cacería.

El arma tradicional del pemón es el arco y las flechas. El arco solía ser de rapa-dex (árbol de arco) llamado vulgarmente "araguaney" (Cybistax donnellsmithii). Este arco adopta tamaños diferentes, según los usos y los usuarios.

Es redondo, plano en la cara interior que lleva una ranura en que va la cuerda adicional a la de tensión y disparo; es más grueso en el medio que en los extremos.

La cuerda suele ser de fibra tejida de ukurawa".
Las flechas adoptan formas diversas según su destino, antiguamente las puntas eran de madera dura, dentada o no; a veces también de hueso. Hoy abundan las puntas de hierro, en forma de lanzas con doble oreja o simplemente en forma de punzón. Hay una flecha, contundente que lleva cabeza como badajo, para evitar heridas. Usaban también unas lanzas largas para cacería mayor. Como arma de caza usan también la "cerbatana", que se hace con las cañas yuruak y sanwotó, introducidas una en la otra. Las hay de tamaños diversos. Las flechitas de madera dura llevan en la parte posterior algodón enrollado, para facilitar el empuje del aire al soplar fuertemente. Se emplea en éstas a veces el "curare" untado en las puntas. Este producto venenoso no es fabricado por los pemón, sino importado de otras tribus limítrofes.

En algunas partes del alto Caroní se han encontrado puntas de flecha de piedra, con pedúnculo muy bien trabajadas, lascas y raspadores, restos prehistóricos del "paleoindio", que calculan de 5 a 7 mil años AC. Las he visto exactamente iguales a las encontradas en Altamira y otras cuevas de Cantabria en España.

Hoy se ha generalizado la escopeta, que si es más segura, es también más a propósito para diezmar indiscriminadamente las especies algunas de las cuales están a punto de desaparecer si no es en regiones apartadas

Para ver clips de video, hacer click en imagen correspondiente

CAZA CON FLECHA CAZA CON ESCOPETA