Después se extrae el jugo venenoso en el sebucán