EL TARÉN

 

Los Pemones conocen muchas enfermedades y tienen nombres propios para designarlas, como parán y emorón (malestar), e-koi-ma (fiebres palúdicas), apikoroima (sarampión), apotoima (viruela), kuasuk (disenteria), apueka (tisis), atan (catarro), etc.

Para cada una de estas enfermedades existe un remedio, que:

Puede ser tomado del reino vegetal o animalOtras veces se obtiene la curación por medio de un tarén (ensalmo, invocación mágica o soplo). En los casos más difíciles es necesaria la intervención de piasán o piache

         

El tarén es un remedio mágico, un ensalme benéfico (hay ensalmes maléficos, pero los Pemones se resisten a mencionarlos) . El P. Cesáreo de Armellada hace un detenido estudio del tarén en la introducción a su libro Pemonton Taremurú (UCAB, Caracas,1972). El ilustre investigador de la literatura Pemón reconoce que tardó unos diez años en percatarse del valor literario de estas "invocaciones mágicas", aunque se dio cuenta de su existencia al poco tiempo de haber subido a vivir entre aquellos indígenas. Su estudio tuvo como base la gran colección grabada (más de mil) de tarén.. Su citado libro contiene un muestrario de 120 invocaciones o ensalmos.

  El tarén es un género literario mixto en que se mezcla la leyenda, la fórmula mágica y el canto.
       Suele tener una introducción llamada ewa, que en algunos casos es una leyenda, la cual se omite cuando se trata de un tarén corto o utilitario.
       La leyenda suele comenzar con aquellas palabras tan frecuentes en todas las leyendas populares: "En aquellos antiguos tiempos. . . ".

       El tarén típico debe llevar: la narración del comienzo de la enfermedad, del mal; la presentación de lo que es lo contrario del mal; la fórmula mediante la cual la contra-enfermedad se convierte en remedio, y el nombre o nombres que usó para nombrarse a sí mismo el que "sopla" el tarén.

Para ver muestra de tarén, pulsar Play   Para acceder a muestrario de transcripciones de tarenes hacer click abajo